Von der Leyen, es la primera mujer que presidirá la Comisión Europea

Von der Leyer, primer mujer en presidir la Comisión Europea

Primera mujer en alcanzar tan alto puesto en la nomenclatura del bloque comunitario, comenzará su mandato de cinco años a partir del 1 de noviembre próximo.

(Prensa Latina) Agotada luego de dos semanas de un intenso maratón por lograr el favor de la mayoría del Parlamento Europeo, la política conservadora alemana, Ursula von der Leyen, ganó hoy las votaciones por la presidencia de la Comisión Europea.

La todavía ministra de Defensa de Alemania conquistó 383 votos de la Eurocámara, reunida en Estrasburgo, apenas nueve por encima de la mayoría necesaria.

La alemana, cuya inesperada designación vino de la mano de los mandatarios de la Unión Europea (UE), se esforzó hasta el último momento para intentar conseguir los 374 votos necesarios para llegar a la cima del bloque.

Con 327 votos en contra y 22 abstenciones, la candidata del Partido Popular Europeo (PPE, derecha) obtuvo menos votos que el actual presidente de la Comisión, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, que logró 422 en 2014.

Expertos advierten que su discurso de esta mañana, repleto de promesas sociales y climáticas, fue el toque de gracia para ganarse los votos de un número importante de sus detractores y escépticos en el legislativo europeo.

A pocas horas de la elección, los grupos de Socialistas (154 eurodiputados) y Liberales en el Parlamento (108), segunda y tercera fuerzas, adelantaron que votarían a su favor, lo que allanó el camino para su designación.

El Partido Popular Europeo, familia política de Von der Leyen que suma 182 votos, había confirmado a primera hora de hoy que respaldaría en su totalidad a su candidata, mientras Los Verdes y la Izquierda Unitaria informaron que votarían en contra.

En su discurso de la mañana, la todavía ministra de Defensa alemana prometió presentar en sus 100 primeros días de mandato ‘la primera ley climática de la UE’ y aseguró que la nueva legislación fijará el ‘objetivo legal de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050’.

La alemana subrayó que antes la UE debe reducir sus emisiones de manera más drástica y admitió que ‘nuestro objetivo actual del 40 por ciento para 2030 no es suficiente’ y elevó la exigencia hasta un 50 por ciento o, incluso, un 55.

La jefa de filas de los Verdes (74 escaños), Ska Keller, calificó la intervención de ‘buen discurso, pero insuficiente’.

Jefa de las fuerzas armadas alemanas desde hace seis años, esta mujer de 60 años fue considerada un tiempo como la segura sucesora de la canciller federal, Angela Merkel, quien la nombró ministra en cada uno de sus cuatro gobiernos (2005-2019).

Una serie de escándalos salpicaron al Ejército y a su ministerio a causa de material obsoleto, bajas inversiones, expertos exageradamente pagados e incremento de la extrema derecha en los rangos.

Según una encuesta reciente del diario Bild, Von der Leyen es considerada como uno de los dos ministros menos competentes del Gobierno alemán.

Pese a esta imagen afectada, dirigirá los designios de la UE durante el próximo lustro desde Bruselas, la ciudad donde nació y creció hasta el comienzo de su adolescencia.

Cuenta con apoyos importantes, la confianza de Francia y Alemania, cuando parecía que sus mandatarios no lograban entenderse en nada.

Su candidatura no tenía la victoria asegurada, pero en la medida que los partidos fueron revelando sus prioridades y ella supo responder a sus reclamos, el camino se le fue abriendo hasta alcanzar los votos requeridos.