Violentas protestas en Albania

protestas en albania

Este sábado en Albania manifestantes que exigen el llamado a elecciones anticipadas intentaron tomar la sede del gobierno en la capital, Tirana. Hubo heridos y fuertes enfrentamientos con las fuerzas de seguridad que utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a la multitud.

La marcha fue convocada por el Partido Democrático, la mayor fuerza opositora del gobierno del primer ministro socialista, Edi Rama.

La sede gubernamental sufrió el ataque de piedras y cócteles molotov, lo que provocó que se rompiera el cerco policial. Si bien lograron llegar a la puerta principal, la acción policial impidió que ingresaran al edificio.

El asalto a la sede dejó en evidencia el malestar de buena parte de la población albanesa. El presidente del país, Ilir Meta, llamó a evitar la confrontación y la violencia.

Desde el PD se acusó a Edi Rama de incentivar la violencia y de haber provocado a los manifestantes para que generaran altercados a través de la policía.

Lo cierto es que el exprimer ministro y expresidente, Sali Berisha, suena bastante amenazante al asegurar que si Rama no dimite, “el pueblo lo tirará al río”.

Tras la manifestación, que los organizadores estiman de 50 mil participantes, un fuerte despliegue policial se realizó en la capital para evitar nuevos desmanes.

Desde la caída del comunismo que no se veía una participación tan masiva en una movilización.

Rama es acusado de corrupción no solo por el PD, sino también por el Movimiento Socialista para la Integración, para quien Rama es culpable de haber hundido al país en la pobreza y de “dirigir una banda criminal”.

El socialista es primer ministro desde 2013 y en 2017 obtuvo una victoria electoral categórica, por lo que la disputa política está servida en la pequeña nación balcánica.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*