Vega: El argumento central sobre el aborto es la soberanía del cuerpo

soberanía del cuerpo
FOTO: Radio Pichincha Universal / CF

Punto Noticias.- La investigadora Cristina Vega trató el tema del aborto en Pichincha Universal. Ella empezó su participación conversando sobre la identidad de los niños y niñas que son producto de la violación.

Vega señaló que la maternidad y la paternidad es un acto de transmisión de identidad, pero no solo de la singularidad de nuestros hijos. También se transmiten valores y conceptos sobre cómo pensamos el mundo. Con esas premisas, ella se planteó algunas interrogantes: ¿imagínate un hijo o hija que ha sido producto de una violencia? ¿Cómo narramos esa identidad? ¿Transmitimos un secreto, una invisibilidad?

Le preguntamos, entonces, ¿cuál es la consecuencia de transmitir la idea de que el cuerpo de una mujer no le pertenece y que es propiedad privada de alguien? Vega afirmó que la consecuencia de eso es normalizar el abuso en la familia, de «pensar que el cuerpo de mi mamá fue un cuerpo abusado, penetrado, sometido».

En ese contexto, Vega dijo que, un argumento central sobre el aborto por violación, es la soberanía del cuerpo. Es decir, la idea de que la maternidad como la paternidad son actos de responsabilidad social, de cuidado y compromiso, dijo. «Es muy duro decirle a una niña o a una mujer que tiene que seguir adelante con un mandato, el de la maternidad, por encima de sus deseos y posibilidades».

La investigadora agregó que el ser humano tiene el derecho y el deber de hacerse cargo de su destino. El destino, prosiguió, no de lo individual sino de lo colectivo. «La maternidad como la paternidad son vínculos sociales que se establecen en sociedad». La imposición es un acto de violencia en sí mismo, enfatizó.

Por otra parte, ella también manifestó que hay cuerpos propietarios de sí en la tradición liberal. Pero, ni siquiera las mujeres, los niños, los sujetos racializados «alcanzan la condición de cuerpo propietario». Más bien, esos son un «cuerpo apropiable».

Ese cuerpo apropiable se expresa en nuestra sociedad en dos lugares. Uno, la violencia contra las mujeres. Son cuerpos apropiables. Se puede condenar, pero al final hay un relato de que ese cuerpo se puede apropiar. Otro cuerpo apropiable, en el aborto. Ese cuerpo no es soberano sobre sus decisiones, sino que las decisiones que entrañan su propio cuerpo tampoco son propiedad de ese cuerpo.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA