Un grupo de ‘skaters’ denunció abuso policial en Guayaquil

“Fui metido a un carro de la policía a patadas; me acusaron de robar una radio armando todo una historia”, reclamaron en redes sociales

El pasado 10 de agosto, un grupo de patinadores registró un altercado con varios miembros de la Policía Nacional en la Plaza Colón de Guayaquil, a pocos metros del barrio Las Peñas. El incidente se habría originado porque los gendarmes exigían a los ‘skaters’ que detengan su actividad deportiva y se retiren del sector.

Varios videos que se viralizaron en redes sociales evidenciaron que existió agresión entre los patinadores y miembros de la Policía. Ante esto, David Holguín, patinador profesional y cineasta, reclamó que el trato de la policía desde el inicio fue confrontativo. ”No llegaron a pedirnos amablemente que nos retiremos».

Tras el incidente, Holguín y dos patinadores más fueron retenidos, por lo cual denunciaron sus redes sociales el presunto maltrato policial.

Esta es la publicación en su perfil de Facebook

Entre tres oficiales me pusieron esposas y me quitaron mi cédula. Entre siete fui metido a un carro de la policía, a patadas. Estuve durante más de dos horas en el cuarto de una UPC (en donde me sentaron en el piso y me maltrataron física y psicológicamente), mientras veía como golpeaban de manera infame a los otros dos chicos patinadores (menores que yo y a quienes recién conocí esa tarde).

Revisaron mi teléfono y mi cámara (Canon R) más de 4 veces. Trataron de romper mi cámara tirándola encima de una mesa en varias ocasiones, intentando arrancar la pantalla y sacarle el lente a la fuerza. Me acusaron de robar una radio de la policía armando todo una historia para meterme preso. Nunca supe de qué radio hablaban.

Es una pena que un deporte que es practicado mundialmente en parques y plazas, y que ya es parte de los juegos olímpicos, sea castigado de esta manera en nuestro país. Es una pena que los espacios «adecuados» para este tipo de prácticas estén infestados de micro tráfico, malos elementos, indigentes, y sobre todo en mal estado. Es de ignorantes y ciegos seguir tratando a un deportista como drogadicto y vago, por estar en la calle saltando en una tabla.

Llevo 25 años patinando por todo el país, representado a marcas locales e internacionales, haciendo eventos, escribiendo en revistas, haciendo videos y fotografías de patinaje, y estoy harto de vivir este tipo de atropellos a los derechos básicos de un ciudadano cualquiera. ¡Esta vez se les pasó la mano!».

Fuente: Redes Sociales – El Comercio