Tribunal negó habeas corpus a Jorge G.

Este 15 de octubre se realizó la audiencia de recurso de habeas corpus en la Corte Nacional de Justicia donde se dio a conocer que el vicepresidente de la República, Jorge G., seguirá detenido.

El Tribunal de lo Laboral de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), integrado por los jueces, Rosa Álvarez, Asdrúval Granizo y Merck Benavides, negó el recurso de habeas corpus planteado por el Segundo Mandatario a través de su abogado defensor Eduardo Franco Loor. Según los jueces, la orden de detención emitida contra Jorge G. es legal y “no se le ha violado ningún derecho”, por lo que se le niega el recurso de habeas corpus que, de acuerdo con el Art. 89 de la Constitución, es un mecanismo para devolver la libertad a cualquier detenido, en caso de que “se encuentre privado de ella de forma ilegal, arbitraria o ilegítima”.

Con la presencia del Segundo Mandatario, quien se encuentra detenido desde el pasado lunes 2 de octubre en la cárcel N° 4, por su vinculación en el presunto delito de asociación ilícita cometida en el caso de corrupción de Odebrecht en el Ecuador, en la que además son procesados 17 personas más.

En esta diligencia Jorge G., quien vestía camisa blanca y terno azul, habló por primera vez ante los jueces por cerca de 10 minutos, para solicitar que se ordenara su libertad, ya que la orden de prisión preventiva que rige en su contra es “ilegal e ilegítima”, que el trasfondo de mantenerle en prisión es callarle, que no se pueda defender y que lo que buscan (aunque no precisó quienes) “es hacerse de la Vicepresidencia de forma ilegítima”.

El Tribunal de lo Laboral de la Corte Nacional de Justicia presidido por la Jueza Rosa  Álvarez deliberó por una hora el fallo, luego de escuchar a las partes procesales.

Glas aseguró que Odebrecht y sus autoridades tienen suficientes motivos para odiarlo, porque él fue quien expulsó a la compañía en   2008, cuando entregó la hidroeléctrica San Francisco con fallas. Se volvió a calificar como una víctima de linchamiento mediático y aseguró que en la información entregada por Estados Unidos a la Fiscalía como cooperación internacional, ni siquiera aparece su nombre. “Yo no soy mencionado ni una sola vez”, dijo al subrayar que está consciente de que va a ser acusado, aunque no haya pruebas.

“Soy un padre de familia, soy esposo de alguien, soy hijo, y yo estoy preso sin una sola prueba. Pido justicia, señores jueces”, enfatizó.

El abogado del Segundo Mandatario hizo los mismos señalamientos de su cliente y repitió los argumentos que usó el viernes pasado cuando apeló la medida de prisión preventiva, en otra audiencia. Pedido que le fue negado por el Tribunal que resolvió ese día. Para Franco, la orden de prisión es arbitraria, que la Fiscalía no ha justificado de qué forma había el peligro de fuga de su defendido y que es ilegal que se dispusiera arresto después de que concluyera la fase de instrucción fiscal.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*