Trás el TLC con EEUU está la presión de gremios comerciales: D. Martínez

Foto: Radio Pichincha Universal /(SE)

Tomando en cuenta que existe un deterioro en la balanza comercial de Ecuador en el marco de su relación comercial con el mundo, donde las cifras indican que el país compra más de lo que vende, el presidente de la República, Lenín Moreno, debería preguntarse qué está detrás de la presión que ejercen los empresarios por firmar un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (EEUU), así lo explicó el economista y exgerente del Banco Central, Diego Martínez.

El exfuncionario sostuvo que en el 2016 cuando aún regían las salvaguardias, Ecuador logró tener un saldo positivo por 1.247 millones de dólares, cifra que pudo evidenciar que el país vendió más de lo que compró. Sin embargo en 2017 el superávit sin salvaguardias llegó apenas a USD89 millones y las importaciones crecieron en un 22%, lo cual permitiría deducir que de cara al anuncio de un posible TLC con EEUU, a Ecuador no le iría bien.

“Con EEUU tenemos una historia comercial no petrolera donde compramos más de lo que vendemos”, recalcó Martínez al ejemplificar con lo sucedido en 2013 donde el déficit comercial en Ecuador fue de USD1700 millones.

De ahí que a criterio del exgerente del BCE, lo que está detrás de esta necesidad de firmar un TLC son presiones por parte de los gremios y cámaras de comercio para lograr lo que siempre quisieron que es, la facilidad de exportar pensando en ellos como negocio y no en el país como tal.

“Los exportadores de flores, camarones, banano, entre otros tienen que entender que no solo ellos existen en el país (…) Y ellos solo quieren más acceso al mercado internacional para sí mismos y que les faciliten la vida”, insistió.

Sin embargo Martínez reconoció que las importaciones no son malas percé, pero se necesita analizar qué productos deben ingresar al país, y cuáles no, con el fin de buscar un acuerdo comercial que no solo beneficie a unos pocos y perjudique a la gran mayoría de ecuatorianos.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*