#Tlatelolco68: la peor impunidad es el olvido

#Tlatelolco68
FOTO: Radio Pichincha Universal / CF

Punto Noticias.- El analista Adrián Bonilla recordó los 50 años de la matanza de Tlatelolco (México). Este hecho ocurrió un día como hoy, 02 de octubre, pero de 1968. En las redes sociales uno de los Hashtag que hizo tendencia fue #Tlatelolco68.

En esos años gobernaba Gustavo Díaz Ordaz, bajo un contexto de régimen de partido único, dijo Bonilla. Luego de la revolución mexicana –recuerda el analista- se entronizó una forma de gobierno que dura hasta finales del siglo XX. Esa forma de gobierno giraba en tres pilares: las fuerzas armadas, un partido político (era “revolucionario e institucionalista”) y unos gremios de trabajadores adeptos al partido. Los partidos de oposición eran como satélites de ese partido único, enfatizó.

En México de 1968 -explica el entrevistado- la fuerza política de la sociedad era el movimiento estudiantil. En este caso se organizaron en la UNAM, así como en otras universidades.

Aprovecharon un espacio de la sociedad mexicana, que estaba dada por el hecho de que el país estaba organizando unas Olimpiadas, que finalmente se realizó en 1968. El gobierno no pudo reaccionar. Tuvimos grandes concentraciones en todo el país (…) Empiezan a plantear movilizaciones por la reforma del sistema político. No solo movilizaciones estudiantiles sino anti-gubernamentales, que hizo presumir al régimen que se estaba fraguando una insurrección general que podría derrocarlo.

Ante la inminencia de los Juegos Olímpicos, el gobierno mexicano había tomado algunas medidas, señala Bonilla. Por ejemplo: invadir las universidades mexicanas por parte del ejército (tanques y fuerzas de asalto). Bonilla cuenta que 10 días antes de la masacre, el gobierno ocupa la UNAM, pero eso no detiene las movilizaciones. Por el contrario, se realizan enormes manifestaciones en todo México.

Una de las iniciativas de movilización fue hacer una gran concentración y manifestación en la Plaza de las Tres Culturas (…) El ejército, que estaba controlando el orden, cierra tres bocacalles y deja una libre. Lo que nunca se sabe, de dónde apareció o si era el mismo ejército que estaba en complicidad, alrededor de la plaza se apostan varios francotiradores, con armas largas y con ametralladoras. En algún momento se empieza a disparar sobre la multitud, compuesta también por soldados que estaban rodeando la plaza (…) Varios soldados son alcanzados por el fuego por estos provocadores (no se saben si eran policías o militares). Como consecuencia de ello los soldados también empiezan a disparar. Se dispara desde los balcones y tanques, de manera indiscriminada.

Nunca en América Latina hemos tenido un hecho así contra jóvenes estudiantes universitarios, dijo Bonilla. “Es la peor experiencia histórica conocida en la memoria de América Latina”.

Bonilla agregó, en ese sentido, que la peor impunidad es el olvido. «No puede pasar desapercibido un acto tan bárbaro contra el movimiento estudiantil».

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*