Tena declarada en emergencia tras desbordamiento de cuatro ríos

Al menos 25 personas resultaron damnificadas por el temporal.

Debido a la intensidad de las precipitaciones que se registraron la noche del pasado sábado en Tena (Napo), a partir de las 21:30, los ríos Pano, Tena, Misahualli y Colonso se desbordaron provocando inundaciones. Según las primeras evaluaciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), ocho barrios se inundaron y unas 500 personas fueron afectadas.

Alrededor de 50.000 habitantes de esta ciudad y sus parroquias se quedaron sin servicio de agua potable, pues fue suspendido desde las 21:00 de ese día, debido al colapso de la red de distribución.

Tras los informes de las seis mesas temáticas y una reunión realizada ayer, el COE  resolvió declarar en emergencia cantonal en salud, educación e infraestructura.

La crecentada sorprendió a la población, obligándolas a salir de sus viviendas dejando sus pertenencias; algunos perdieron todo lo que tenían.

El coliseo mayor de Tena y la Federación Deportiva de Napo, sirvieron como albergues para decenas de familias que desde la noche del sábado fueron evacuadas. Personal del Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) se trasladó a los albergues provisionales llevando ropa y cobijas para los niños y sus padres, mientras que el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) apoyó con colchones.

La tarde de ayer tras un recorrido por las zonas afectadas, personal de socorro encontró el cuerpo sin vida de Segundo Obando Guashpa, de aproximadamente 60 años, en el barrio Tereré. La víctima estaba acostada en su cama y, al parecer, no se percató de la crecida.

El presidente, Lenín Moreno, estuvo atento a los acontecimientos reportados en Tena. En su cuenta de Twitter informó: «Trabajamos para que los hermanos en los albergues puedan retornar pronto a casa”.

El Ministerio de Educación tomó la decisión de suspender el inicio de clases por 48 horas para precautelar el bienestar de los estudiantes. (El Telégrafo/La Hora)

Escrito por Daniela Escobar

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*