Se aprobó reforma fiscal en Costa Rica

reforma fiscal costa rica
elmundo.cr

Pese a cumplirse más de 80 días de paro docente y más de 40 de huelga general, la reforma fiscal en Costa Rica fue aprobada por el Congreso, tras un fallo de la Sala Constitucional del 23 de noviembre que allanó el camino.

De este modo, los costarricenses pasarán a pagar impuesto al valor agregado en todos los productos de la canasta básica, lo que va a hacer descender la calidad de vida de todos los trabajadores.

La justicia permitió que la reforma se pudiera realizar por mayoría simple, ya que el gobierno se encontraba imposibilitado de conseguir la mayoría calificada.

Los puntos centrales del paquete fiscal son, la imposición del impuesto al valor agregado de un 13 % a los bienes y servicios, cambios a los gravámenes sobre la renta, modificaciones en el empleo público y con esto se piensa recaudar 456 mil millones de colones, lo que equivale a casi un 1,3 % del Producto Bruto Interno de la nación centroamericana.

Para los diputados del PAC la nueva ley “brinda la posibilidad al país de transformar sus herramientas de recaudación fiscal y a la vez impone nuevas reglas de responsabilidad fiscal para contener el gasto público”, cita el medio InformaTico. Poniendo el eje en la sostenibilidad de las cuentas públicas, el neoliberalismo llegó para quedarse en Costa Rica, contrariando las promesas de campaña del presidente Carlos Alvarado.

Pese a la contrariedad de los sindicatos y de los partidos opositores a la propuesta, “la lucha continuará”, anticiparon y es difícil imaginar un acuerdo definitivo con los empleados públicos.

La presión popular hizo que varias modificaciones se incluyeran en el combo fiscal que hace que se afecten menos a las necesidades más básicas de la sociedad, sin embargo, los impuestos a los más ricos, se mantuvieron muy por debajo de lo que se esperaba para generar una propuesta igualitaria.

Se logró incluir en la propuesta final de reforma fiscal que se exoneren de impuestos a alquileres que estén por debajo del salario base y también se puso una barrera en el consumo eléctrico, para que quienes consumen menos de 280 kw/h no paguen impuestos sobre ese consumo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*