Renuncia en pleno la Conferencia Episcopal chilena

La Tercera

Luego de reunirse con el Papa Francisco en el Vaticano y escuchar las conclusiones de la investigación por los delitos sexuales contra menores en la iglesia católica chilena, los 31 obispos de la Conferencia Episcopal presentaron su renuncia. Queda en manos del Papa argentino decidir cuáles acepta y cuáles no.

Algo así no había ocurrido con anterioridad, pero en el caso de Chile, el encubrimiento de pedófilos y pederastas se había dado en prácticamente todo el seno de la iglesia.

The Washington Post analizó que tras este episodio el Vaticano “ha dejado en claro que sí hay consecuencias para los obispos que hacen la vista gorda ante el abuso sexual”. The Guardian y The New York Times también destacaron las duras palabras que utilizó Francisco para cuestionar el actuar de la jerarquía del clero chileno. Y conferencias episcopales de otros países, como Argentina y Australia, siguieron el proceder del Vaticano, que busca convertirse en paradigmático para esta problemática, explicaba el diario chileno La Tercera.

En el mismo medio lo explica Fernando Chomalí, arzobispo de Concepción, “el Papa, saliendo de Chile percibió con claridad que las cosas no andaban bien. Se dio cuenta de que había una fractura y desconfianza que paralizaban la acción de la Iglesia. Más evidente que esa fractura, había una falta de comunión y entusiasmo pastoral que estaba vinculada a los abusos de toda índole que se habían producido al interior de la Iglesia”.

El informe sobre los abusos sexuales de los clérigos chilenos que le entregó el arzobispo Charles Scicluna a Francisco fue demoledor. El 8 de abril, los obispos chilenos recibieron una carta de recriminación y donde Bergoglio expresaba su “dolor y vergüenza” por la actuación de la conferencia episcopal en la país sudamericano.

El proceso de lavado de cara que busca realizar Francisco de la iglesia católica sigue en marcha. Tras pronunciarse avergonzado y disculpándose por muchas de las atrocidades y felonías cometidas por el Vaticano y miembros de la fe cristiana, espera que estas señales permitan recuperar los fieles que durante siglos de alejarse de los valores profundos desprestigió al catolicismo.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*