Quinto paro docente en Argentina en 2018

Comunicación CTERA

En la jornada de ayer, una vez más los docentes argentinos aglutinados en la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) realizaron un paro nacional y se manifestaron en contra de la represión sufrida por los maestros de la provincia austral de Chubut y exigiendo salarios dignos.

El paro tuvo una alta participación de alcance nacional y la marcha fue nutrida pese a las temperaturas bajo cero que hicieron en Buenos Aires en la jornada de ayer. Reclaman un aumento mayor al 15 % que les propone el gobierno y que desde que comenzaran las clases en marzo, no hubo nuevas reuniones para tratar el aumento.

Las previsiones de inflación no bajan de un 35 % para este año, por lo que varios sindicatos consiguieron aumentos del 25 o 27 %, con cláusulas para en caso de que la inflación supere esas cifras, los sueldos también aumenten. Pero el gobierno se muestra inflexible.

De hecho, el gobierno nacional avaló por completo la cruenta represión contra los docentes chubutenses, lo que terminó forzando este paro nacional, que es el quinto al que llaman los trabajadores de la educación, angustiados por el recorte presupuestario brutal, que ha dejado no solo sin aumento salarial a los trabajadores, sino sin comedores escolares y sin refacciones en muchos edificios que se caen a pedazos.

Desde marzo de 2016 que el abandono de la educación pública ha sido flagrante y los docentes denuncian que ahora los estudiantes necesitan comer en las escuelas, en muchos casos, porque en sus casas casi ni comen. Sin embargo, hay escuelas a las que llegan viandas para 50 chicos, que deben repartirse entre 200.

Desde el gobierno aseguran que el paro “no tiene sentido” y critican el modo extorsivo de las medidas de fuerza, pero no plantean alternativas para generar una mesa de diálogo o la apertura de una paritaria salarial.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*