Primera marcha del Orgullo Gay en Guyana

pinknews.co.uk

Pese a estar ilegalizada la homosexualidad y perseguida judicialmente con prisión de por vida, un par de centenares de valientes salieron pacíficamente a manifestarse por las calles de Georgetown, capital de Guyana, la colonia británica de Sudamérica.

La comunidad LGBT celebró este sábado una marcha del Orgullo denunciando la discriminación y represión que sufren en este país. La marcha fue convocada por la coalición LGBT que conforman la Sociedad Contra la Discriminación por la Orientación Sexual (SASOD, por sus siglas en inglés), Guyana Rainbow Foundation y Guyana Trans United.

En Guyana las personas trans y homosexuales han sufrido ataques, viviendo una situación de opresión y discriminación. Las relaciones entre hombres son perseguidas con prisión, no así las que puedan mantener mujeres, reproduciendo el modelo represivo de otras colonias como Trinidad y Tobago o Jamaica.

De la marcha en Georgetown participaron los voluntarios de las organizaciones convocantes, expolíticos, observadores internacionales, aliados de la población LGBT y simpatizantes.

Priya Manickchand, exministra de servicios humanos y seguridad social, dijo durante la marcha  “Las personas LGBT contribuyen a la sociedad Guyanesa y, al mismo tiempo, las preocupaciones del resto del país deben abordarse como parte de un enfoque de educación desde abajo. Me gustaría que las leyes de la era colonial contra la sodomía y el travestismo sean eliminadas…. las personas deberían poder tomar sus propias decisiones en sus habitaciones y no creo que el gobierno tenga un lugar en las habitaciones de las personas”.

Si bien el presidente David Granger ha intentado buscar caminos para la equiparación de derechos con el resto de habitantes del país, los derechos de la población LGBT sigue siendo rechazada por las congregaciones religiosas con fuerte poder en el país.

Los organizadores celebraron que la policía dejara de hostigarlos y, por el contrario, durante el cortejo, los protegió de algunos exaltados que siguen oponiéndose a la libre expresión de las minorías.

1 comentario

  1. apoyo incondicionalmente que cada persona sea la que escoja su modo de vida a estas alturas no debe existir ni ley ni religión que lo prohíba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*