Presuntos perjudicados por fotorradares de la Ruta Viva piden nulidad de las multas

Foto: Pichincha Universal / PP

La AMT prometió dar una solución a los casos.

Punto Noticias.- Los esposos Carolina Campaña y José Miguel Gómez lideran un grupo de afectados por el cobro de multas en la Ruta Viva. Ellos solicitan que se den de baja todas las multas, porque considera que los fotorradares no funcionan correctamente.

La pareja vive en Tumbaco y es usuraria de la Ruta Viva, en donde están instalados fotorradares que miden la velocidad de los automotores.

Carolina contó que recibió notificaciones continuas por exceso de velocidad, lo que la puso en alerta, y a través de las redes sociales conoció que muchas personas tenían el mismo problema.

Es así que empezaron, dijo, una lucha por lograr ser escuchados por las autoridades pertinentes.

Comentó que en principio los personeros de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) ofrecieron solucionar el problema; esperaron, no les hicieron caso y buscaron otra alternativa para hacerse escuchar y fue ahí que decidieron realizar un plantón.

Esta medida resultó eficaz, porque el director de la AMT los recibió y están, al momento, en diálogos para buscar las mejores soluciones.

En tanto, su esposo, José Miguel Gómez, calificó de “perverso” al sistema de las multas, porque a partir de recibir la notificación, tienen tres días para impugnar en un juzgado con un abogado.

Añadió que a eso debe sumarse en la audiencia los testigos, peritos y pruebas de que el fotorradar funciona mal.

Explicó que la sanción es de 118 dólares y por eso esa razón optaron por solicitar la baja de la multa para todos los perjudicados de la Ruta Viva, a partir de marzo.

Escuche la entrevista completa