Pompeo viajó a Hungría para amenazar al gobierno

Mike Pompeo
Mike Pompeo y Peter Szijjarto en Budapest.

La visita de Mike Pompeo a Hungría no fue para hacer amigos. El secretario de Estado estadounidense estuvo en Budapest para advertirle al gobierno de Viktor Orbán que estaba demasiado cerca de Rusia y de China, países que no deberían tener relaciones tan estrechas con un socio de la OTAN.

El canciller húngaro Peter Szijjarto criticó en una conferencia de prensa compartida con Pompeo lo que denominó “una enorme hipocresía” por parte de Estados Unidos.

Pompeo se reunió en el país magiar con varios representantes de la oposición húngara con la intención de descifrar las políticas de Orbán, quien elogia a Donald Trump, pero sostiene relaciones con Vladimir Putin.

Pompeo dijo en Budapest que se debe evitar que Putin “provoque fisuras entre amigos en la OTAN” y advirtió que Rusia “nunca será una amiga de la libertad y soberanía de países menores”. Claramente, los Estados Unidos tampoco.

El encargado de las relaciones exteriores húngaras le recordó a Pompeo que las necesidades energéticas son cubiertas en un 85 % por energía proveniente de Rusia. La exigencia estadounidense de la aplicación de las sanciones contra Rusia se topa con la realidad que demuestra que son inaplicables por el gobierno húngaro que, además, ha realizado gestiones para que se ponga fin al asedio financiero contra los rusos.

La confrontación del gobierno de Orbán con el magnate liberal George Soros también formó parte de las gestiones de Pompeo, quien pidió que se respete la libertad de expresión en el país y advirtió al gobierno húngaro de que no realice negocios comerciales con empresas chinas.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*