Pamela Martínez habría tramitado pedidos para ubicar en puestos públicos a personal recomendado

Foto: Vistazo

Expediente fiscal contiene información de varios correos electrónicos.

Punto Noticias.- Pamela Martínez una de las procesadas en el caso Sobornos 2012-2016 no solo cumplía funciones de asesora presidencial durante el anterior Gobierno, sino que también habría atendido temas de recursos humanos.

Dentro del expediente fiscal, que se acerca a las 50 mil hojas, consta información de cientos de correos electrónicos que dan cuenta de las funciones paralelas.

Martínez atendía los pedidos para ubicar en puestos públicos a personal recomendado.

En 2013, le envía una comunicación a Olga Muentes, mano derecha del entonces vicepresidente Jorge Glas, indicándole que ya convino con él para remitir la hoja de vida de una economista para que sea contratada en las oficinas de Guayaquil.

A la misma entidad envía un pedido personal para que su sobrina sea promovida a analista de imagen.

De igual manera, canalizó tres hojas de vida con el entonces ministro del Interior, José Serrano, para que laboren en Guayaquil.

Ante Serrano abogó para que asciendan a su asistente Laura Terán, otra de las procesadas en el caso Sobornos, pues pese a que trabajaba con ella en calidad de comisión de servicios pertenecía al Ministerio del Interior.

En 2012, Martínez le envía una comunicación marcada como confidencial a Domingo Paredes, presidente del Consejo Nacional Electoral, para que revise dos hojas de vida.

En esta cadena de pedidos también consta el realizado a Gustavo Jalkh, quien a la fecha era secretario particular del presidente Rafael Correa, así como el efectuado a la ministra de Transporte y Obras Públicas, Paola Carvajal.

Fuente: Ecuavisa, redes sociales