Padre de Juliana dice que es una alegría a medias, la sentencia contra autor de su desaparición

Foto: Pichincha Universal / PP

La familia espera encontrar su cuerpo.

Punto Noticias.- A 25 años de reclusión mayor especial fue sentenciado el pastor evangélico Jonathan Carrillo por el delito de plagio con muerte de la joven Juliana Campoverde.

En efecto, este miércoles 17 de julio de 2019, la jueza del Tribunal de Garantías Penales de Pichincha, Sara Costales, condenó a 25 años de prisión a Carrillo, como autor del delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde, desaparecida en 2012.

El padre de Juliana, Absalón Campoverde, dijo que siempre su familia tuvo la certeza de que el responsable de la desaparición de su hija es Jonathan Carrillo. “Si bien hay una sentencia condenatoria, todavía no sabemos dónde está Juliana. La seguiremos buscando”, declaró.

Sin embargo, Campoverde, actual asambleísta, considera que la sentencia es una alegría a medias, porque lograron una parte de la justicia que buscaban, pero que la otra parte, saber dónde está su hija, no lograron.

Expresó su satisfacción por la decisión de la jueza de ordenar el cierre de la iglesia del pastor, a donde acudía mucha gente, sin pensar jamás que tenía al frente un monstruo, por años.

Aprovechó el espacio para agradecer a la fiscal Mayra Soria, a quien calificó de valiente, por tomar el caso y a la vuelta de año y un poco más lograr la sentencia.

Cinco días duró la audiencia de juzgamiento en contra del pastor evangélico, Jonathan Carrillo.

Escuche la entrevista completa: