Objeción de conciencia obligatoria en Paraguay a partir de enero

objeción de conciencia paraguay
pixabay

Desde la restitución de la democracia en el Paraguay, el servicio militar obligatorio había dejado de funcionar y nadie se ocupaba de una ley que se había convertido en letra muerta al no estar reglamentada.

La llegada del hijo de la mano derecha del exdictador Stroessner, Mario Abdo Benítez, devuelve la obligatoriedad al servicio militar. El ministro de Defensa Bernardino Soto Estigarribia queda envuelto en la polémica al anunciar que en enero se pone en marcha nuevamente.

Frente al vacío legal existente, que perjudicaba a las clases menos pudientes, que no podían evitar el enrolamiento forzoso, se creó la Comisión Nacional de Objeción de Conciencia, integrada por representantes de la Cámara de Diputados, el Senado y la Defensoría del Pueblo. A través de la labor de este equipo de trabajo se reglamentó la legislación que permite a los objetores de consciencia a evitar la persecución judicial.

Pueden elegir un servicio sustitutivo aquellos jóvenes entre 18 y 26 años que por razones políticas, sociales o religiosas se niegan a pasar por los cuarteles, previo a un trámite a realizar en la Defensoría del Pueblo. La contraprestación se realizará en las áreas de salud y educación y será de 480 horas para aquellos que no estudien ni trabajen y de 240 para quienes tengan compromisos.

Actualmente, quienes no han hecho el servicio militar adeudan con el Estado el pago de una multa, que desde la Defensoría se llama a que se regularice, para evitar las sanciones que corresponderán a los morosos.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*