Odebrecht también pagó sobornos para adjudicarse el Metro de Quito y la Ruta Viva

Investigación reveló que empresa brasileña habría desviado más de USD 7 millones para conseguir la licitación de estas obras

Según una nueva investigación periodística realizada por la International Consortium of Investigative Journalists, Diario El Universo y La Posta se revela que Odebrecht borró internacionalmente cientos de correos electrónicos del sistema encriptado Drousys, el mismo que fue diseñado para registrar los pagos ilícitos por fuera de su contabilidad oficial.

Esta eliminación se llevó a cabo en diciembre de 2014, pero la información que fue recabada coincide con otros documentos que no fueron borrados y evidencia cómo Odebrecht usó subcontratos para desviar fondos de obras y financiar sus sobornos.

Entre los correos borrados están varios documentos relacionados con la Ruta Viva y el Metro de Quito. Según esos documentos, la constructora brasileña desvió al menos USD 7 millones de dólares de esas obras para alimentar las cuentas bancarias desde donde pagaba coimas.

Hasta ahora, Odebrecht ha asegurado que no pagó sobornos por las obras del Municipio de Quito, aunque los archivos dan pistas de lo contrario y muestran como a través de subcontratos la compañía desvió fondos de esa obra para financiar Operaciones Estructuradas.

Según la Contraloría General del Estado, la Ruta Viva I y II se valoró al inicio en USD 83 millones y terminó costando USD 129 millones de dólares. Algo similar que sucedió con el Metro de Quito, cuya obra estaba valorada en un inicio en USD 1492 millones de dólares y que terminó con un sobreprecio de USD 517 millones de dólares.

 

Foto: El Universo

Ante estas denuncias, el exalcalde de Quito, Mauricio Rodas, recalcó que el proceso contractual sobre la licitación de estas obras estuvo a cargo de su antecesor, Augusto Barrera, pero el contrato fue firmado en la administración de Rodas, el 26 de noviembre del 2015.

De la misma manera, existió una solicitud de archivo a estas investigaciones por parte de la Fiscal de este entonces, Thania Moreno, que se dio horas antes de que SUMA, el movimiento que preside Rodas, entregara los votos legislativos para que María Alejandra Vicuña pueda convertirse en vicepresidenta.

Hasta el momento las investigaciones no han develado quien o quienes fueron los beneficiarios de estos sobornos.

 

Fuentes: International Consortium of Investigative Journalists, Diario El Universo y La Posta