Masacre de campesinos en Nariño

ASOMINUMA

18 personas heridas y otras nueve asesinadas es el primer balance de una represión llevada adelante por la Policía y el ejército colombiano en Llorente, en Tumaco, Nariño.

La manifestación campesina fue atacada por las fuerzas de seguridad en la zona de Alto Mira y Frontera del corregimiento de Llorente del municipio de Tumaco.

Las manifestaciones han sido pacíficas y se vienen sucediendo desde el jueves 38 de septiembre en diferentes veredas como el Tandil, Brisas, Puerto Rico y el Divorcio en exigencia del cumplimiento de lo acordado en el acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP.

Durante el proceso de sustitución de cultivos ilícitos, se registraron los ataques con armas de fuego por parte de los uniformados, dejando muchos heridos en la Vereda Puerto Rico. Los heridos fueron trasladados a centros médicos para ser atendidos. Las agresiones fueron descontroladas.

Las organizaciones campesinas solicitan a la comunidad nacional e internacional que reaccionen frente a estos ataques contra la población civil desarmada. También solicitaron ambulancias, la intervención de la Defensoría del Pueblo y que se cree una comisión humanitaria que interceda para evitar mayores tragedias.

Ante la violencia desmedida perpetrada por el Estado, las comunidades campesinas piden a las FARC-EP que ayuden a las víctimas y que se movilicen para evitar que continúen las violaciones a los derechos humanos en el territorio.

¿Cuál es el plan del premio Nobel de la Paz para terminar con este espiral de violencia de las fuerzas de seguridad del Estado colombiano?

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*