Martínez: «Las influencias políticas se dejaron ver en el caso El Principito»

caso el principito
FOTO: Radio Pichincha Universal / CF

Punto Noticias.- El caso «El Principito» ocurrió en el 2014. En la actualidad, el agresor sexual fue capturado y encarcelado. Sybel Martínez, vicepresidenta del Consejo de Protección de Derechos de Quito, abordó el tema.

Martínez repasó los hechos. En el 2014, José Valdivieso Larco era el profesor de natación en La Condamine. Él feló a Lucas (El Principito), dijo Martínez. El hecho no ocurrió una vez, sino muchas. Así se pudo demostrar en el juicio, que duró un año y medio.

En el proceso de este caso, la entrevistada recordó que las influencias políticas y personales se hicieron ver y escuchar. «En ese momento se dio mucho más protección al agresor, que fue trasladado a realizar funciones administrativas dentro del colegio».

Si bien el colegio puso la denuncia a la Dinapen. la institución tenía la obligación de acercarse al distrito del Ministerio de Educación. El ministerio, por su parte, indicó que no conocía del hecho, pero Martínez dijo que hubo dos indicios que revelaban lo contrario.

Uno, dos miembros de alto rango en el Ministerio de Educación de aquella época formaban parte de la Fundación La Condamine. «Entonces, evidentemente conocieron del caso». Martínez enfatizó que cuando habla de «alto rango» se refiere al entonces ministro Peñafiel, pero «también el ministro Espinoza conoció el caso».

El segundo, ocurrió cuando en el mismo colegio apareció un caso de grooming: un profesor de matemáticas, mediante mensajes eróticos, «enamoró» a una adolescente. Sobre ese y el caso de El Principito hubo una reunión con el subsecretario del distrito de la época. El exfuncionario dijo que iba a pedir que el ministerio intervenga para un pedido de disculpas. «A los dos días lo renunciaron».

Recientemente, el expresidente Rafael Correa escribió un hilo de tweets diciendo que se estaba ajusticiando a un inocente, explicó Martínez. «A mí me llama la atención que (Rafael Correa) haya dicho que ‘le hicimos’ la prueba del polígrafo». ¿Quién hizo esa prueba y para qué? Obviamente eso no se nos va a contestar, dijo la entrevistada.

Algo que debemos entender en todo este proceso es que, primero, es un caso mediático. Emblemático. Se tuvo que volver mediático pese a que la familia hasta hoy no ha salido a la luz. Lastimosamente, tuvo que salir a la luz. Además, luego de este boom, salió el caso AAMPETRA (…) Aquí pudimos ver que se antepuso la reputación del colegio, cualquiera que este sea, por encima de la protección eficaz a la que tienen derechos los niños, niñas y adolescentes.

Es más, Martínez enfatizó que el colegio, hasta la fecha, «no ha tenido una sola sanción y vaya que actuó negligentemente».

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA