Ley retrógrada en Indonesia contra la homosexualidad

ASIA News

Las personas que mantengan relaciones sexuales sin estar casadas o quienes convivan sin haber contraído matrimonio pueden sufrir penas de prisión en Indonesia. O, al menos, esa es una propuesta de reforma que busca legitimar un solo tipo de relación amorosa, criminalizando todas las demás.

El Tribunal Constitucional había rechazado el año pasado un pedido de ilegalización de las relaciones homosexuales, no contentos con la negativa, un grupo de políticos propuso esta nueva reforma que excluye de hecho las relaciones entre personas del mismo sexo.

La política conservadora se da la mano con mirada religiosa extremista que está reduciendo los derechos y libertades de las minorías en el archipiélago indonesio.

La ley indonesia ya recoge el adulterio como delito, ahora la sola relación extramatrimonial es condenada, incluso entre personas solteras, si se llegara a aprobar el proyecto que se discute en el Parlamento.

Frente a este escenario de regresión, los colectivos LGTBI comenzaron campañas de sensibilización y de concientización, explicando que la policía ha incrementado las redadas a bares de gais y el gobierno prohibió las aplicaciones de celular para citas entre homosexuales.

El Ministerio de Salud incluyó la homosexualidad como un “desorden mental” y en provincias donde funciona la “sharia”, una interpretación de la fe musulmana extremista, hombres fueron fustigados por mantener relaciones homosexuales y mujeres transexuales fueron obligadas a vestirse de hombres y se les cortó el pelo.

“Ser homosexual en Indonesia supone vivir atemorizado de por vida. Antes ya era suficiente castigo el estigma social que acarrea, pero ahora va a ser todavía peor. Va a ser un crimen”, lamentan estas minorías que se ven cercados cada vez más por el dogmatismo y la intolerancia.

Un diputado llegó incluso al absurdo de querer penar con pena de muerte a los homosexuales. Los diez partidos principales del país están de acuerdo en este tema, así que es muy probable que Indonesia se convierta en un infierno para las sexualidades diversas.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*