Las organizaciones sociales tradicionales todavía no tienen una posición firme frente al gobierno de Moreno

Foto: Pichincha Universal / PP

Aparecen las primeras reacciones sociales de los líderes populares.

Punto Noticias.- A criterio del historiador Juan Paz y Miño, no es verdad que las protestas, de este martes 16 de julio, contra las políticas del presidente Lenín Moreno, no tuvieron la contundencia ni la participación esperadas, porque es el resultado de la desmovilización social que provocó el gobierno del expresidente Rafael Correa.

Para Paz y Miño, la falta de participación de las organizaciones sindicales y sociales tradicionales, como el FUT y la CONAIE, es consecuencia de que varios de estos colectivos han fluctuado entre el apoyo, entre las prebendas recobradas, entre las simpatías al gobierno de Lenín Moreno y entre la pretendida ruptura con este.

Insiste en que no es verdad que en el régimen anterior la persecución habría sido tan tremenda que ni siquiera aparecieron. Sí aparecieron, sostiene. Lo que en la actualidad se está viendo es que hay organizaciones que están con un pie dentro del gobierno y con un pie afuera y que hacen críticas fuertes en el tono, pero, en el lado de la activación no han logrado tomar una postura firme.

De todas maneras, el historiador destaca que comienzan a aparecer las reacciones sociales frente a la política del gobierno, que no se presentaron en meses anteriores, porque los líderes populares han reaccionado, todavía, en forma pasiva; pero, conforme ha avanzado el tiempo se han venido organizando mejor, estructurando una comunicación entre ellos y acordando esta primera jornada de resistencia.

Escuche la entrevista completa: