La proforma presupuestaria fue aprobada por la legislatura

imagen Asamblea Nacional

La Asamblea Nacional aprobó, con el voto de respaldo de 75 asambleístas, la proforma presupuestaria para lo que resta del ejercicio fiscal de 2017, que asciende a 36.818 millones de dólares y que fue presentada por el Presidente de la República, Lenín Moreno.

De acuerdo a las cifras entregadas por el Ejecutivo y que constan en el informe de la mesa de Régimen Económico, el presupuesto del Estado tiene un saldo favorable de mil millones de dólares, puesto que los ingresos permanentes llegan a 20 mil millones de dólares mientras que los gastos permanentes son de 19 mil millones de dólares.

Pabel Muñoz, quien preside dicha comisión legislativa, en su presentación señaló que la deuda pública interna y externa consolidada es del 29,4%, con relación al PIB, lo que significa que no se ha transgredido la ley, como sostienen los grupos opositores que dicen que esta sobrepasaría el 40%.

“Es falso que sea mayor que la inversión social lo que se destina al pago de deuda externa, incluido capital y amortizaciones, que llega a nueve mil millones de dólares y el total de inversión social llega a 12.300 millones de dólares”, sostuvo Muñoz.

Las prioridades de gasto son: siete mil millones de dólares al sector social; tres mil 300 millones para seguridad; dos mil 23 millones al sector de infraestructura.

Mientras tanto, los grupos de oposición insistieron en sus reclamos porque consideran que la inversión pública, demasiado alta, provoca la crisis económica del país y que la proforma presupuestario subestima la verdadera cifra de la deuda pública, porque esconde algunos rubros, como la deuda que el Estado mantiene con el IESS y el BCE, por ejemplo.

El vicepresidente del Parlamento Nacional, Carlos Bergman, defendió la inversión para obra pública, porque esta permitió el desarrollo del país.

“Por primera vez en la historia se alcanza el cuatro por ciento del PIB para salud; esto significa que seguimos aportando a lo que establece también la norma constitucional, como es ser garantista de los derechos. Y en educación, también se sigue aportando al desarrollo”, declaró Bergman.

Una de las recomendaciones de la mesa legislativa fue solicitar a las autoridades económicas que mantengan el mismo presupuesto para las universidades, de manera tal que estas puedan cumplir con sus objetivos planificados para este año.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*