La elección de una vicepresidencia refleja inestabilidad política

Punto Noticias.- El analista político, Francisco Muñoz, analizó la coyuntura política que vive el país. Él considera que la política se ha entremezclado con los actos de corrupción pública. «La corrupción es como un mecanismo poderoso, de ejercicio del poder y de acumulación de dinero y capital»

En ese sentido, cuando los involucrados por corrupción afirman que se judicializa la política, es porque quieren librarse de lo que cometieron, dijo. Muñoz invitó a pensar en sentido inverso. Es decir, que también se politiza la justicia. Por eso se hace necesario una Corte Nacional de Justicia independiente, puntualizó. «Tener una corte de justicia con independencia significa que todos tendrán que someterse a la norma».

Por otra parte, le preguntamos, ¿por qué el Ejecutivo presentó una terna para la vicepresidencia que no tienen relación con la política? Muñoz dijo que hay un déficit político en el presidente Moreno. El presidente escoge a personajes que «muestran las costuras del régimen». El analista explicó que el estado de la inestabilidad política es muy grave. «En el caso del Ecuador se puede estar pasando del golpe de mano, que ha ocurrido por estas circunstancias a la vicepresidenta Vicuña, al presidente de la república».

La selección anticipada de la vicepresidencia -según el analista- es que hay un tema de inestabilidad política. Muñoz explicó más al respecto:

El problema es que la sustentabilidad y la representación política es deficitaria en el presidente (Moreno) (…) Yo me temo la inevitabilidad de la crisis, la inevitabilidad de la inestabilidad política que necesariamente debería llevarnos al borra y va de nuevo. Vamos nuevamente a plantear el cambio y el sustento político que se requiere para gobernar y eso puede pasar por la muerte cruzada.

Hay sectores ligados a posiciones económicas que presionan por una política más radical y neoliberal, asegura. Estos grupos demandan un cambio de modelo económico y no aceptan lo que el gobierno viene haciendo. «Por eso es que la elección del vicepresidente puede estar precisamente ligado a esa necesidad y a esa presión».

La inestabilidad política no se resuelve con la elección del vicepresidente, reflexionó. «Es probablemente un ingrediente más para que la cosa no se quede en el vicepresidente, sino que se vaya más allá. Eso sí preocupa, produce temor».

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*