La demora en el sistema judicial hace que las víctimas de abuso sexual desistan de impulsar una demanda: E. Pazmiño

Ernesto Pazmiño, defensor Público, destacó la necesidad de declarar en emergencia nacional al sistema educativo y judicial, pues estos sectores no han actuado de manera adecuada frente a los delitos de abuso sexual que son parte de una problemática estructural y sistemática que responde a un patriarcado.

“El colegio y la escuela, es la segunda casa para los niños, niñas y adolescentes y sin embargo son lugares donde están inseguros porque pueden ser sujetos a violencia”, añadió el funcionario señalando que esto se debe a la incompetencia del Estado para resolver este problema y a la indiferencia de la sociedad.

De ahí que resaltó que tanto el sistema educativo, como el judicial necesitan impulsar protocolos para manejar este tipo de delitos, pues las madres de familia que llegan desesperadas y con una carga emocional fuerte a la Fiscalía para denunciar el abuso sexual del que ha sido víctima su hijo o hija, se encuentra con una multitud de trámites donde tiene que soportar que su caso sea tratado como cualquier otro delito de robo o asalto, cuando esa familia busca una respuesta inmediata.

“Y por esa razón solo el 15% llega al sistema de justicia por temor, miedo, amenaza y demoras”, añadió el Defensor Público solicitando también que el Ministerio de Educación indique cuántos sumarios se impulsaron en los últimos 15 años por denuncias de abuso sexual y cuántos concluyeron, “que no es más del 6% porque hay un espíritu de cuerpo”.

Pazmiño reiteró la necesidad de tener a  personas especializadas en el sistema de justicia sobre estos casos y que vean la violencia sexual como un problema grave en Ecuador, además de capacitar a los servidores públicos.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*