La concesión de CNT responde a una medida desesperada del Gobierno: coinciden panelistas

concesión CNT
Foto: Pichincha Universal / CM

Punto Noticias.- El anuncio de la concesión de CNT, responde a una medida desesperada del Gobierno que no muestra tener un norte en el manejo de finanzas públicas, así coincidieron los economistas Mauricio Pozo y Nicolás Oliva, junto con el abogado constitucionalista Salim Zaidán.

Pozo señaló que desde un principio el Gobierno Nacional debió establecer cuál es el rol del Estado y definir donde debe participar y donde no, para desde ahí justificar que la concesión de CNT responde a un plan real y no una medida desesperada que busca conseguir recursos de donde fueren.

“Se tiene que definir responsabilidades si para eso está el Estado que tiene que brindar salud, educación, cultura y no para temas empresariales  que deben definirse con políticas públicas (…) Lo que no es rol, tiene que pase al otro lado y lo que es rol tiene que quedarse”.

De ahí que para el economista, más allá de discutir si las concesiones son malas o buenas, hay que definir el rol del Estado, puesto que así como hay experiencias malas de este tipo de convenios también hay buenas y lo importante, según Pozo, es definir en el contrato de concesión los lineamientos que garanticen que el servicio mejorará y que las tarifas no incrementarán.

“Además a la gente le interesa cómo le entregan el servicio, no le importa si está en manos privadas o públicas”.

Asimismo manifestó que si bien es cierto CNT genera ganancias en la actualidad, también podría suceder que gane muchas más utilidades en manos de un privado.

“La CNT no es eficiente ni rentable, tiene utilidades pero podría tener utilidades muchísimo mejores, porque actualmente es una empresa con graves problemas de atención al cliente, así que no es el símbolo de la eficiencia con menores costos”.

Por su parte Zaidán, indicó que el artículo 316 de la Constitución si le permite al Estado delegar los sectores estratégicos y públicos a empresas mixtas y de forma excepcional delegar la iniciativa al sector privado o a la economía popular y solidaria. Siempre velando por el interés nacional.

En se sentido explicó que no por ello el Estado desatiende al momento de concesionar sino que se tiene que regular y controlar.

“Hay que tener cuidado que los servicios no se encarezcan ni se compliquen, no se ponga en riesgo los servicios que se brindan (…) Hay que manejarlas con cuidado”.

El jurista recordó que CNT es la empresa más rentable del Estado y la tercera en internet de telefonía móvil por lo que no tendría mucha lógica venderla pues si el Gobierno estuviera perdiendo por mantener a una empresa tendría que vender Tame y no CNT.

Oliva mencionó que ya existe una experiencia de los años 80 que demuestra que las privatizaciones no funcionan en incluso citó al Banco Mundial que en su último pronunciamiento señala que ese tipo de decisiones no son un camino al éxito.

“Es muy delicado lanzar una propuesta de privatización sin información  (…) Hablar de concesión es un eufemismo porque cuál es la garantía de que en 20 años no se renueve el contrato”.

Incluso indicó que las concesiones no fueron parte del Plan de Gobierno que presentó el presidente Lenín Moreno en su campaña.

“Es una medida desesperada, se nota el desorden de las finanzas públicas y del giro económico”.

Oliva indicó que al hablar de concesiones el Estado está volviendo a un diseño de políticas de la época de las cavernas cuando sin información se lanzaba una cifra. “Porque así se diga que ganarán USD4.000 millones hay que comparar con cuánto invirtió el Estado para levantar esa empresa”.

Mira la entrevista completa 

1 comentario

  1. El Ec. Pozo dice en una parte «el FMI no le va a decir venda cnt o privatize el iess» ; parece q tiene muy mala memoria porque en el gobierno de lucio gutierrez; del cual el formó parte, en la carta de intención q firmaron con el FMI, les pusieron como condición q el iess no pueda dar préstamo a sus afiliados (y ellos acataron esa condición); de manera q si eso hicieron aquella vez por que razón no harían algo similar ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*