Golpe a la mafia calabresa en Italia

La operación policial “Stige” contra el clan mafioso Farao-Marincola dejó un saldo de 169 detenidos en la jornada de hoy, entre los que se encuentran una decena de funcionarios gubernamentales, incluidos tres alcaldes y el presidente de la junta de gobierno de la provincia de Crotone, en Calabria, sur de Italia.

Se trata de Nicodemo Parrilla, jefe del gobierno municipal de Ciró Marina, quien además preside la provincia de Crotone y que fue señalado como el representante del clan mafioso en las instituciones locales.

Los alcaldes de Strongoli y Mandatoriccio, Michele Laurenzano y Angelo Donnici, también quedaron bajo arresto.

La operación también confiscó bienes por más de 50 millones de euros, obtenidos de manera fraudulenta a través de un sistema empresarial de comercio de productos vinícolas y alimentarios, además de negocios en la gestión de desechos, servicios fúnebres, portuarios, juegos de azar y obras públicas, entre los más salientes.

Desde el año 2006 el gobierno municipal de Ciró Marina se había convertido en la fachada de legalidad para la comisión de delitos en la contratación de servicios, concesiones y prebendas.

Como parte de los allanamientos se detuvo a 13 personas en Alemania ligados al clan Farao-Marincola, que importaban vinos y alimentos elaborados en la provincia de Crotone y que funcionaban en redes de restaurantes y pizzerías en el país germano.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*