Gobernador de Nariño reafirma su postura de no permitir aspersión en territorio

Punto Noticias.- En una entrevista otorgada al diario EL TIEMPO, el gobernador de Nariño, Camilo Romero, habló sobre la realidad del departamento en temas como los cultivos ilícitos y la administración pública. Él es una de las voces que se opone con mayor vehemencia al regreso de las fumigaciones con glifosato para combatir los cultivos de coca.

En este marco, le envió un mensaje al Gobierno Nacional. «Pongo 100.000 millones de pesos de la gobernación para la sustitución de cultivos, hagamos algo juntos».

Colombia registra un desbocado aumento de los cultivos de coca, que alcanzaron una extensión récord de 171.000 hectáreas al cierre de 2017, de acuerdo con la ONU. Solo Nariño, en la convulsa frontera con Ecuador, concentra más de 45.000 hectáreas.

Y en ese contexto, el Gobierno de Iván Duque, presionado por Washington, pretende reactivar las fumigaciones aéreas con glifosato, suspendidas desde 2015 como respuesta a un fallo de la Corte Constitucional.

“La erradicación nos cuesta vidas de nuestros soldados, de los policías y de civiles. En Nariño han muerto varios en esa tarea y además se dio una masacre, que fue la de El Tambillo, en la que asesinaron a siete campesinos. Perdemos a los hijos más humildes de nuestro país y con un resultado que es más fuerte, 35 % de lo erradicado tiene resiembra”, dice Romero.

En Nariño, si se toman los datos del 2005 al 2014, se incrementaron los cultivos ilícitos a pesar de que se asperjó un área equivalente a 370.000 hectáreas.

Según el Gobernador de Nariño, las familias en este lugar, están dispuestas a la sustitución, pero el que no ha cumplido es el Gobierno.

“Ellas están listas y han firmado voluntades, lo que no tienen es la contraparte del Gobierno para cumplirles a estas familias. Estamos hablando de cumplir al desarrollo territorial y además, cumplirle a la comunidad internacional, que le apostó a un ejercicio de la paz”, explicó.

A estas declaraciones se suma que el precio de las fumigaciones es mayor, de acuerdo con toda la información que han logrado recoger. “No hay lógica alguna. ¿Vas a atacar tu territorio, tu gente, la vida, el ambiente, la salud… y además te cuesta más?”.

FUENTE: EL TIEMPO