Gabriela Bravo “Los chalecos amarillos son todos los perdedores de la mundialización”

gabriela bravo chalecos amarillos
Ameliepede/Flickr

Gabriela Bravo es corresponsal de Pressenza y de Radio Cooperativa de Chile en París y ya estuvo con nosotros a finales de noviembre y nos habló de los orígenes del movimiento de los chalecos amarrillos. Como es costumbre en Pressenza Internacional En la Oreja vamos a tratar de dar seguimiento a los fenómenos y a los acontecimientos internacionales.

 

Gabriela, tú nos hablaste, justamente ya hace más de un mes, de un movimiento espontáneo, transversal, heterogéneo, que nació en principio para protestar contra las alzas de combustible para luego ampliar su contenido y difundirse en las redes sociales a lo largo y ancho de Francia y también ha habido imitaciones en otros países, quería preguntarte de noviembre hasta el momento, ¿cuáles han sido los logros de esta movilización?

Bueno, hay que recordar solamente que el movimiento se inicia en octubre a través de las redes sociales, pero que la primera manifestación es el 17 de noviembre y se han hecho 7 jornadas de protesta y se ha hecho un llamado para que este sábado sea la octava jornada, lo que aquí se ha llamado el acto nº 8. Entre lo que han ganado los chalecos amarillos es la anulación de la alza de los combustibles, también han obtenido el aumento de un bono de trabajo que podría ascender hasta 100 euros y que las horas extraordinarias no van a ser sometidas a impuestos y también pudieron lograr que se dé un debate nacional sobre el estado social y fiscal del país, que se llevará a cabo dentro de los próximos meses y que tendrá una duración de tres meses, para poder debatir sobre los contenidos que quieren hablar los chalecos amarillos.

Estas son las victorias más grandes, sin embargo esto no ha sido suficiente para que el movimiento cese, ya que la gente está pidiendo una mayor justicia social, una mayor justicia económica y una mejor repartición de las riquezas y lo que los chalecos amarillos están pidiendo hoy en día es lo que ellos llaman el “RIC”, el referéndum de iniciativa ciudadana donde ellos puedan decidir los temas que quieran tratar y poder votar ciertas leyes que tengan derecho por ejemplo a revocar ciertas leyes o a poder proponer leyes al Parlamento.

En su mensaje de fin de año, Gabriela, el presidente francés Emmanuel Macron sin embargo defendió las reformas de su primer año y medio de mandato y también confirmó el rumbo de su política a pesar de todo el descontento que se manifestó a través de este movimiento de los chalecos amarillos, es más, atacó directamente al movimiento definiéndolo como “voceros de una masa llenos de odio”. ¿Cuál es la reacción del movimiento frente a esta actitud del gobierno y cómo crees que van a seguir las movilizaciones?

Hay que decir que luego de que el presidente decidiera estas reformas, se había calmado un poco el movimiento. Sin embargo, nunca ha cesado de estar presente porque lo que pasa es que en las noticias se ve mucho lo que pasa en París, pero en otras regiones todos los días, no ha habido ningún día, en que no haya manifestaciones en las calles no estén los chalecos amarillos expresándose.

Con respecto a lo que ha dicho el presidente, realmente, yo que sigo las informaciones a diario, muchos expertos no entienden cuál es la estrategia del presidente que debería llamar un poco a la calma, al diálogo, sin embargo sigue apuntando con el dedo a los chalecos amarillos, a esta población que es mayoritaria hay que decirlo, hasta el día de hoy hay un 55 % de aprobación y 55 % de la población quieren que las protestas sigan, entonces desde el 17 de noviembre de protestas la mayoría de la población apoyan a los chalecos amarillos. La gente, incluso los expertos y los políticos, se preguntan cuál es la estrategia del gobierno al seguir insistiendo en esta división, un poco insultando a este movimiento, llamándola “una gran cantidad de personas llenas de ira, de rabia”. Yo personalmente no estoy comprendiendo cuál es la estrategia del Estado, del gobierno de seguir echándole aceite al fuego.

Lo que sí podemos decir es que hoy mismo el portavoz del gobierno ha dicho que la represión va a endurecerse, yo les quiero presentar una cifra que es muy importante en un mes de manifestación hubo 4.570 personas detenidas, detenidas, no en control de identidad. Es un récord absoluto y hace no se cuantos años que no se veía una represión tan fuerte y el gobierno en estos momentos está apostando por endurecer aun más la represión. Esto podría generar aun un clima más tenso y una radicalización del movimiento, si los chalecos amarillos no obtienen lo que ellos quieren que es una mejor justicia social y mejor distribución de las riquezas.

Gabriela, si estás haciendo esta puntualización es porque además de la gente que se llevan detenida, se han llevado también a miles de personas, no en calidad de detenidos, sino en calidad de averiguación de identidad y demás, ¿no?

Exactamente. Están los controles de identidad que son muchos mayores, que todavía el ministerio de Justicia no ha entregado las cifras, pero sí las detenciones porque estas detenciones algunas derivan en juicios u otras están detenidos en recintos carcelarios, es una cifra enorme para solo un mes, estamos hablando entre el 17 de noviembre y el 17 de diciembre, es decir, ni siquiera es la cifra total hasta el día de hoy de las detenciones.

Estamos hablando porque las imágenes que se han visto mayoritariamente tienen que ver con lo sucedido en París, pero me imagino que esto debe estar ocurriendo en muchas ciudades de Francia.

Exactamente, es un movimiento altamente arraigado en las pequeñas ciudades y en las regiones, en lo que se ha llamado aquí “todos los perdedores de la mundialización”, es decir todos los lugares que se han visto afectados por el cierre del correo, el cierre de las estaciones de tren, las deslocalizaciones de empresas donde todas las familias trabajaban. Todos estos “perdedores” que son las pequeñas ciudades las que no tienen acceso a internet o todos los beneficios de la mundialización, en estos lugares nunca han cesado las protestas, ellos están todos los días sin embargo hoy acaba de decir el portavoz del gobierno que todos esos puntos en donde se encuentran los chalecos amarillos van a ser desalojados por la fuerza.

Justamente, quería recordar que hace dos días, tú hablabas justamente de la detención, del gran numero de detenidos y también uno de los lideres de los chalecos amarillos Eric Drouet, él también ha sido detenido, la razón oficial es que estaba organizando al parecer una manifestación no autorizada en la capital, en París, esta señal una vez más de la voluntad represiva del gobierno es bastante espantosa también, por lo que Francia que se considera normalmente como “estado de derecho”.

Sí, exactamente, es decir cuando yo decía que los analistas políticos y las personas que están viendo el cotidiano no entienden porque se detuvo a esta persona, que es un líder. No es un líder, porque no existen líderes en este movimiento, sino que es una figura emblemática, es uno de los precursores de este movimiento, Eric Drouet, lo que él fue a hacer a la plaza de la Concordia fue dejar velas y flores en homenaje a las personas que han muerto en este movimiento, van 10 personas muertas entre las personas que han sido atropelladas y por violencia y también los mutilados porque hay muchas personas que han perdido las manos y diez personas han perdido ojos o han sido mutiladas por las violencias policiales.

Entonces, solamente un grupo de cien personas fueron a rendir homenaje a estas personas que han muerto o han sido mutiladas y fueron reprimidas violentamente y esta persona fue detenida. Lo que nadie entiende es por qué, ya que no hubo violencia, no hubo desmanes, no se rompió nada, se estaba haciendo un homenaje, ni siquiera era una protesta, era un acto de homenaje y al haberlo detenido mucha de la opinión publica se ha puesto en contra del gobierno porque están viendo que se está dando una vuelta autoritaria, ya que si Francia no es capaz de permitir un homenaje a las personas que se han muerto, ¿qué es lo que va a pasar? Mucha gente habló de una detención política.

Claro, una suerte de provocación por parte del gobierno. ¿Cuánto han participado o están participando los jóvenes en estas protestas, es decir, los jóvenes son parte de lo que tú llamabas “perdedores de la mundialización”? Y, ¿los movimientos estudiantiles solidarizaron con este movimiento, se involucran?

Para ser sincera, este movimiento es más que nada de trabajadores precarios, es decir que ganan el sueldo mínimo o que tienen trabajos de medio tiempo, muchas mujeres, pero sobre todo jubilados, que les han aumentado los impuestos y que ya no pueden vivir.

Los jóvenes están un poco comenzando a introducirse, sin embargo, los jóvenes no es la masa que más moviliza este movimiento, sinceramente, es un movimiento de trabajadores precarios, de jubilados y de todas las personas precarias que en este caso son muchas mujeres, hay que hacer notar que este movimiento es sumamente transversal en género, hay tanto hombres como mujeres, pero sobre todo muchos mayores, jubilados que ellos están todos los días manifestándose. Los jóvenes están introduciéndose lentamente, tibiamente, pero todavía no podemos decir que es una masa que haga la diferencia en este movimiento, lo que sí podemos decir es de jubilados y de trabadores precarios.

¿Como ves tú, qué viene para las próximas semanas, cuáles son las perspectivas?

Personalmente, creo que este acto nº 8 va a ser más grande que el 6 y el 7, porque recordemos que estuvimos en un periodo de fiestas, navidad, año nuevo y pese a ello la gente no dejó de protestar, hay que decir que todos los días se producen protestas aquí en Francia. Sin embargo hubo una baja que me parece normal debido a que son fiestas familiares, los niños están todavía de vacaciones, por lo tanto hay una nueva configuración de este movimiento, pero esta detención de Eric Drouet ha provocado una rabia y bastantes personas que se habían alejado un poco de las protestas físicas, han dicho luego de esto “Yo voy a protestar” porque no es posible que haya una injusticia social, haya una injusticia económica y además haya una represión tan fuerte, que estemos llegando a niveles de otros países donde en una manifestación se llevan a mil, dos mil personas detenidas.

Lo otro que me gustaría hacer hincapié es que hay una desconfianza tremenda de los medios de comunicación, la gente no está creyendo lo que dicen los medios de comunicación, lo que están informando, debido a que hay bastante propaganda, bastantes informaciones que están tratando de arreglar un poco el discurso del presidente, del gobierno y ya las personas no están creyendo en eso, se están informando de manera personal en las calles, la gente está haciendo asambleas, se están informando unos con otros y están poniendo en duda no solo la palabra del presidente, sino también la palabra de los medios de comunicación, de quienes habían prometido un mundo mejor, un mundo nuevo, como lo había dicho Emmanuel Macron y la gente ya está creyendo más que nada en la inteligencia del pueblo.

Hay una reforma, la reforma de la recaudación del impuesto que va a hacerse presente a final de enero, yo personalmente pienso que también puede causar una nueva inflamación de este movimiento, debido a que el impuesto que antes era recaudado en noviembre, va a ser recaudado mensualmente y la gente que estaba esperando que estos 100 euros se vieran en su ficha de salario, van a encontrarse en que van a tener menos sueldo y eso podría volver a poner a la gente en la calle, tenemos que estar analizando.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*