Furukawa, la empresa de abacá que explota campesinos

diego cazar
FOTO: Radio Pichincha Universal / CF

Punto Noticias.- Diego Cazar, periodista y director de la Barra Espaciadora, estuvo en Pichincha Universal. Él dio detalles sobre un trabajo de investigación realizado junto a Plan V.

El reportaje se trata de la explotación laboral que sufren los trabajadores dedicados al abacá. Concretamente, la situación que se vive en los campos de la empresa Furukawa.

El abacá es una planta parecida al banano y de exportación, que representa USD 15 millones para Ecuador cada año. Las exportaciones se envían a Estados Unidos, Reino Unido, Japón, por ejemplo. El uso se destina para fabricar papel moneda, textiles de diferente tipo, entre otros. La fibra es altamente resiste y algunos científicos la califican como “la fibra del futuro”, dijo Cazar.

El periodista cuenta que el problema data desde 1963. La empresa Furukawa, primero de capitales filipinos y luego japonenas, compró tierras en Ecuador. Estas tierras se ubican en Esmeraldas, Santo Domingo y Los Ríos. En total, la empresa llega a tener 2300 hectáreas dedicadas sólo a la producción de abacá.

Esta empresa es una de las principales exportadoras de abacá desde Ecuador, explicó Cazar.

El periodista explicó el modo de operar de la empresa. Furukawa reconoce 198 personas contratadas bajo nómina. De ese grupo, hay 51 personas en la parte administrativa. El resto son trabajadores del campo, pero que no es suficiente para atender las 2 300 hectáreas.

Entonces, la empresa designa arrendatarios. 21 en total, según la empresa. A ellos les encargan parcelas de tierra para que le entreguen a la empresa las toneladas de abacá que puedan sacar. Hay que tener presente que “es Furukawa la dueña de esas tierras, pero arrienda sus propias tierras a estos campesinos. Muchos de ellos analfabetos”.

Cazar explicó un arrendatario manejo un grupo de campesinos, y reciben de la empresa un pago de 640 dólares por tonelada. El arrendatario recibe ese monto y le paga a los campesinos que trabajaron para él. El periodista cuenta que ese arrendatario, al finalizar el mes, debe recibir 20 dólares más o menos. Este arrendatario, además, tiene que costear todo para la producción de abacá (combustibles, medicinas, etc).

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*