Flujo de migrantes provocó declaratoria de calamidad pública en Ipiales

Policías ecuatorianos revisan una fila de emigrantes venezolanos en Rumichaca, que tratan de ingresar a Tulcán. Imagen: EFE

La exigencia de visa humanitaria para que los venezolanos ingresen a Ecuador regirá a partir de las 00h00 del lunes 26 de agosto.

Punto Noticias. Unos 7.000 venezolanos llegaron ayer a la frontera internacional entre Colombia y Ecuador, tres días antes de la entrada en vigor de una visa humanitaria ecuatoriana, aunque pueden solicitar otro tipo de visados.

El paso fronterizo junto al puente Rumichaca fue escenario ayer de uno de los picos más altos que se recuerdan en meses del éxodo venezolano, que parece verse acelerado por la inminente exigencia del nuevo requisito.

EFE pudo constatar el gran número de inmigrantes que hacían fila en el ducto internacional, donde tras superar los trámites del lado colombiano, en el ecuatoriano personal policial y migratorio les colocaron pulseras numeradas de color azul.

Este dispositivo forma parte de un plan de contingencia para regular que el ingreso al territorio nacional se realice de manera ordenada.

Hasta el mediodía se distribuyeron cerca de 3.000 brazaletes y las autoridades estiman que en las siguientes horas el flujo aumentará.

El oficial de la Policía colombiana Gustavo Granados, explicó desde la fronteriza Ipiales, que tenían «un pico de más o menos unos 7.000, como evidencia el puente que es el paso hacia el vecino país del Ecuador».

También las autoridades de Migración de Colombia aplican un plan de contingencia destinado a descongestionar la divisoria y evitar riesgos provocados por el hacinamiento.

«Nuestra responsabilidad es la de brindarle seguridad a los ciudadanos. Estamos apoyando para que ellos puedan hacer su proceso de manera segura», indicó el oficial.

El gobernador de Carchi, Edin Moreno, indicó que «se mantendrá el plan de contingencia para contrarrestar los 26 puntos irregulares que tenemos de ingreso».

Apuntó que se tratará de un trabajo coordinado entre la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, el sistema de seguridad integrado ECU 911, «como también de la actuación de los municipios en todo lo que es la jurisdicción de la provincia del Carchi».

En las inmediaciones del paso se agolpaban ayer en largas filas los emigrantes venezolanos y alguno hasta describió la situación mejor que la del jueves.

«Por el momento la gente se está moviendo, ayer sí que estaba feo», explicó el venezolano Tito Verdesoto.

En la espera no faltaban los que liberaban presión criticando al Gobierno de Nicolás Maduro.

«Maduro acabó con nuestro país. Nos desgració la vida, ese perro. Mira cómo nos tiene a toditos aquí haciendo colita. Más de uno aquí tiene más de dos o tres días», se quejó el emigrante Jhon Ormasa.

Muchos de los que hoy entraban en el país tienen intención de seguir viaje hasta alcanzar Chile o Perú.

La nueva visa será aplicable a cualquier venezolano que esté por entrar, en tanto los que ya están en el país, más de 300.000, deberán regularizar su situación.

La Cancillería también informó de que la regulación de los ciudadanos venezolanos que ingresaron al país antes del 26 de julio de 2019 empezará en el próximo octubre, y quienes ingresen con posterioridad a esa fecha ya no podrán acogerse a ese beneficio.

Por esa razón, aconseja a los venezolanos tramitar la visa de residencia temporal de excepción por razones humanitarias.

La Cancillería ecuatoriana recordó recientemente que el visado humanitario será uno de los tantos tipos de visa que estarán a disposición de los emigrantes y que figuran en el portal del mismo, incluida la visa de residencia temporal de Unasur, pese a que Ecuador ha denunciado el tratado.

El canciller, José Valencia, ha insistido en que la visa humanitaria será expedida exclusivamente para los venezolanos.

Esta medida fue adoptada por el Gobierno ecuatoriano para “ordenar” y “regularizar” la situación de más de 300.000 emigrantes venezolanos (no hay una cifra exacta) que se han quedado en el país, y que según datos de la ONU podrían llegar al medio millón a finales de este año.

Fuente: Agencias, La Hora.