Éxito de participación en el Encuentro de Mujeres de Argentina

Sin Medios

Sesenta mil mujeres se reunieron este fin de semana en la ciudad de Resistencia, en la provincia del Chaco, en el norte argentino, para participar del XXXII Encuentro Nacional de Mujeres. Una multitudinaria marcha recorrió las calles calurosas con sus cantos y reclamos coloridos.

Entre ellos, el verde tuvo preponderancia, siendo el pañuelo verde el que representa la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito en la Argentina, una exigencia de muchos años y que ganando adeptos, ya que las estadísticas sobre mujeres que pierden la vida en abortos clandestinos son dramáticas.

En contra de los feminicidios, las agresiones contra lesbianas, travestis y transexuales y pidiendo la aparición de Maira Benítez, una joven desaparecida en la provincia del Chaco.

“Cuando una mujer avanza el patriarcado retrocede”, decía el rito que se había convertido en una serute de celebración, al que algunas bautizaron sin miedo como aquelarre.

La marcha pasó por la gobernación, donde se le pidió al gobernador Domingo Peppo, que diga dónde está Maira, mientras la madre de la joven participaba de la marcha, junto al grupo feminista del Abya Yala. Y también se realizó una parada en la Catedral, símbolo histórico de la opresión y colonización de los cuerpos feminizados. El acto era lúdico y festivo, pese a que una parte de la sociedad condene estas prácticas.

La cita del año próximo será en la provincia austral de Chubut y desde la convocatoria se envió un claro pedido por la libertad de Milagro Sala, detenida de manera arbitraria por el gobierno de la provincia de Jujuy y considerada una presa política y se preguntó por el paradero de Santiago Maldonado, el joven que fue desaparecido por la Gendarmería mientras participaba de una protesta del pueblo mapuche.

Además de mujeres argentinas, del evento participaron representantes de movimientos sociales y feministas de todo el continente, como Berta Zúñiga, la hija de Berta Cáceres, del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil, pero también de Venezuela, Honduras, Bolivia, Cuba, Colombia, El Salvador e incluso de Kurdistán.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*