Evangélicos rechazan el cierre de la iglesia Oasis de Esperanza

Foto: El Telégrafo

Cuestionan que las instituciones sean responsables por los delitos que cometan sus líderes.

Punto Noticias.- La Confraternidad Evangélica Ecuatoriana reaccionó ante la sentencia de 25 años de prisión emitida por el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha en contra del pastor evangélico Jonathan Carrillo, por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde y el cierre de la iglesia Oasis de Esperanza.

A través de un comunicado, la Confraternidad afirmó que, en reiteradas ocasiones, se solidarizaron con la familia de Juliana para que prime la justicia. Sin embargo, consideraron que las instituciones no son culpables o responsables de los delitos que cometan los miembros o líderes de las organizaciones. Es así que rechazaron la decisión judicial que exige el cierre de la iglesia.

La Confraternidad consideró que si se van a juzgar a las instituciones, entonces, se deberían eliminar la Contraloría, el IESS, la Vicepresidencia de la República, entre otras, debido a que sus principales personeros estuvieron implicados en actos irregulares.

Fuente: Confraternidad Evangélica Ecuatoriana, redes sociales