Esta tarde se inició con el cortejo fúnebre de Julio César Trujillo

cortejo fúnebre Julio César Trujillo
FOTO: Comunicación Ecuador

Punto Noticias.- Desde la mañana de este martes 21 de mayo de 2019, familiares, amigos, actores políticos y ciudadanía en general, acudieron al Auditorio del Centro Cultural de la Universidad Católica del Ecuador, previo al sepelio del Julio César Trujillo, quien es reconocido por su trayectoria en la lucha anticorrupción y por ejercer la presidencia del Consejo de Participación Ciudadana Transitorio.

Cerca del medio día, inició el cortejo fúnebre que recorrió las calles 12 de Octubre, Coruña, Orellana, 9 de Octubre y Mariana de Jesús, en su traslado hacia la Iglesia la Dolorosa; donde rodeado de decenas de arreglos florales y cobijado por el Estandarte Nacional, el cuerpo de Julio César Trujillo recibió la misa de cuerpo presente.

Las principales autoridades del Estado, como el presidente de la República, Lenín Moreno, la primera dama, el vicepresidente Otto Sonnenholzner, entre otros.

Muy cerca de ellos se ubicaron los seis integrantes del Consejo de Participación Ciudadana, con quienes Trujillo llevó adelante el proceso de transición, derivado de la Consulta Popular del 2018.

En este marco, el presidente Moreno, a través del Decreto Ejecutivo 750, anunció que «se confiere la Condecoración, de la Orden Nacional de «San Lorenzo» en el Grado de GRAN CRUZ, post-mortem, al doctor Julio César Trujillo, Presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio». La secretaria jurídica de la Presidencia, Johanna Pesántez, dio lectura al mencionado decreto.

Martha Troya recibió la presea de manos del presidente, Lenín Moreno; mientras que el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, le entregó el estandarte nacional, como parte de los honores de Estado.

El primer mandatario se refirió a Trujillo como un «ser adelantado a su tiempo» y destacó su trabajo en beneficio del país.

Después de casi una hora y media, el cortejo fúnebre partió con destino al Campo Santo Monteolivo, su última morada.