Espionaje hacia Venezuela sería el causante de la tensión política en el país

Foto: Reporte digital

Un informe de la compañía de seguridad eslovaca ESET descubrió un ataque de espionaje avanzado contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela por parte de hackers. El propósito sería mapear la ubicación de las unidades militares más sensibles

Dave Maasland, vocero de la compañía, afirmó que: «Este ataque encaja con las tensiones políticas en la región», y destacó que aún no están identificados los causantes de este espionaje.

Según informa la compañía, este tipo de ataques han tenido éxito en Ecuador, Colombia y Nicaragua, aun cuando ESET afirma que tres cuartas partes de los ordenadores infectados se encuentran en Venezuela. La mayoría pertenecen a sistemas militares, pero también la policía y los sistemas de la cancillería fueron atacados.

ESET afirma que los atacantes, se centran en la búsqueda de información sobre rutas de navegación, logística y posiciones de sistemas militares. Además utilizaron documentos militares que han robado anteriormente de varios correos electrónicos, bajo la modalidad de phishing.

El phishing se basa en el envío de correos electrónicos que aparentan proceder de fuentes de confianza (como bancos, compañías de energía, etc.) pero que en realidad pretenden manipular al receptor para robar información confidencial.

Los investigadores dicen que los correos electrónicos también contenían malware, que posteriormente robó gigabytes de documentos confidenciales. Entre marzo y finales de mayo de este año, un total de 50 computadoras fueron infectadas, y el ataque sigue en curso, destaca ESET.

Según Alexis Dorais-Joncas, investigador de la compañía afirmó que: «En este caso, estamos bastante seguros de que la mayoría de las víctimas de estos hackers pertenecen al ejército venezolano, en base a los documentos que han capturado».

Las empresas de seguridad monitorean las nuevas amenazas con bastante rapidez, recibiendo muestras de software maliciosos para su investigación, pero es difícil que adjudiquen responsabilidades porque es técnicamente complicado demostrar quién está detrás de un pirata informático.

Según otra empresa de seguridad de mucha trayectoria como Kaspersky, indicó que el grupo de hackers está activo desde 2010 y los investigadores le han dado el nombre de «Machete».

GUERRA ELECTRÓNICA E INFILTRACIÓN DE LARGA DATA

Los gobiernos de todo el mundo son víctimas y autores de ataques de hackers. Uno de los ataques más conocidos es el de Estados Unidos e Israel contra instalaciones nucleares en Irán, aunque se acusa a la República Islámica de atacar también a países occidentales en respuesta.

El gobierno venezolano ha afirmado regularmente que Estados Unidos está interfiriendo en Venezuela. Ha demostrado cómo los recientes cortes  generales de electricidad fueron causados por Washington, además, el gobierno tiene muchos años espiando varios poderes del Estado venezolano.

El presidente Nicolás Maduro también afirma que los estadounidenses han utilizado sus capacidades de espionaje para infiltrarse y organizar golpes de Estado.

Recordemos que en marzo pasado, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, indicó que la exploración radioelectrónica de Estados Unidos se había incrementado un 800%.

Recientemente, el 27 de julio pasado, el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB) aseguró que nuevamente aviones espías de Estados Unidos surcaron indebidamente la zona de información aérea de Venezuela.

Precisaron que se trataba de un avión EP-3E estadounidense que ingresó en la región de información de vuelo (FIR, por sus siglas en inglés) de Maiquetía a las 10:58 horas locales del sábado (14.58 GMT) y la abandonó tres horas más tarde sin que los servicios de tránsito aéreo de Venezuela lograran establecer comunicación alguna con la aeronave intrusa. Días antes la FANB detectó dos aviones de reconocimiento del país norteamericano en la FIR de Maiquetía.

Ante las acusaciones del gobierno venezolano, el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, señaló que realizaban vuelos de vigilancia «totalmente profesionales», lo que obligó la denuncia del gobierno venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

TODA LA DOCTRINA GLOBAL DE ESPIONAJE CONTRA VENEZUELA

Al espiar a la FANB y a PDVSA, el músculo fundamental del país, las redes de la inteligencia estadounidense profundizan su ejercicio de Estado Policial y buscan debilitar las estructuras de poder del gobierno venezolano. No se trata de estrategias aisladas de espionaje sino de la implementación de una doctrina global de guerra no convencional que infiltra lo militar, lo financiero, lo político y lo informativo.

Con estas acciones el Pentágono va allanando el camino para intensificar la guerra no convencional contra Venezuela con el fin de apoderarse no solo de sus recursos sino aleccionar a cuanta iniciativa política que surja en el continente contraria a su hegemonía.

Fuente: Misión Verdad