El incendio en la Amazonía brasileña es provocado, no es natural, según representante de WWF

Amanda Yépez, Jorge Rivas, Diego Mora, conversatorio incendio en la Amazonía. Imagen: Pichincha Universal/MH

Se quema para ampliar la frontera agrícola y ganadera, asegura.

En Punto Noticias analizamos la crisis del incendio forestal de la Amazonía, especialmente brasileña, y las consecuencias que traerá, con nuestros invitados Amanda Yépez, representante de Geografía Crítica; Jorge Rivas, gerente de Bosques de WWF; y, Diego Mora, oficial de Proyectos de HIVOS (Instituto Humanista de Cooperación al Desarrollo).

Para Rivas, el país más afectado es Brasil, pero también una parte de Bolivia y Paraguay. Hay más de 70 mil incendios registrados, desde enero hasta agosto; un incremento de casi el 80%, con relación al año pasado.

A su criterio, a pesar de los esfuerzos de la sociedad civil por combatir el flagelo, el gobierno brasileño (presidido por Jair Bolsonaro) no tiene la voluntad política para hacerlo, debido a conflictos internos. Aseguró que el fuego no es natural; es provocado, con el fin de ampliar la frontera agrícola y ganadera.

Amanda Yépez expresó que la preocupación es grande, porque la Amazonía de los países andinos, que es el bosque tropical continuo más grande del mundo, regula los ciclos hídricos, las precipitaciones, el clima, inclusive del mundo.

Sostiene que la quema de inmensas extensiones incrementa las emisiones de carbono hacia la atmósfera, complicando más el cambio climático, responsable del calentamiento global, pero, sobre todo, porque en esa área habitan alrededor de 500 pueblos indígenas.

Diego Mora explicó la importancia que tiene para el mundo la cuenca amazónica: el 20% de los bosques del mundo se encuentran allí; produce el 20% del agua dulce del mundo; y, es el factor clave en el combate para la mitigación del cambio climático, con todas sus selvas y procesos de captación de CO2.

Está de acuerdo en que la agroindustria es uno de los factores determinantes en la depredación que sufre la Amazonía. Advirtió que, lo que ocurre actualmente en Brasil, está sucediendo también en otros países amazónicos, entre ellos Ecuador.

En el país hay una deforestación de 95 mil hectáreas por año; la depredación de los bosques tiene como propósito ampliar la frontera agrícola; el 98,5% de la deforestación que ocurre es para producción agropecuaria, según Mora.

Aquí la entrevista completa: