De ineficaz califican el trabajo de la comisión ocasional de desarrollo fronterizo

comisión ocasional de seguridad fronteriza
Comisión ocasional de desarrollo fronterizo antes de la sesión del jueves 12 de julio

Punto Noticias.- La mayoría de integrantes de la comisión ocasional de seguridad fronteriza califica como un fracaso el trabajo desarrollado por esta mesa parlamentaria, hasta el momento.

La falta de liderazgo y el excesivo número de integrantes (19), que no permite dar quorum para sesionar, son señaladas como causas para que la comisión parlamentaria no haya podido cumplir con el objetivo para el cual fue creada y para lo que tiene 90 días de plazo.

La elaboración de un proyecto de Ley Orgánica de Seguridad y Defensa es la tarea fundamental que debe llevar a cabo la comisión. Sin embargo, a criterio de René Yandún, integrante del organismo, solo se han tomado decisiones de carácter político antes que acciones en beneficio del desarrollo de la frontera.

 

Hay legisladores que, ante la ineficacia de la comisión ocasional, decidieron renunciar a formar parte de esta, como César Litardo, de Alianza PAÍS, Eliseo Azuero, de la Bancada de Integración Nacional, Roberta Zambrano, del Partido Social Cristiano, quien es bastante crítica de la falta de respuesta de la comisión a las necesidades de su provincia,  Esmeraldas.

 

Fue un error la creación de esta mesa ocasional, con la que se buscaba superar los problemas que atravesaba la Comisión Permanente de Soberanía, reconoce Carmen Rivadeneira, vicepresidenta de este organismo, quien comparte el criterio de que las funciones entregadas a la comisión ocasional deben ser traspasadas a la mesa permanente.

Mientras tanto el presidente de la mesa ocasional de seguridad fronteriza, Juan Carlos Yar, defiende el trabajo realizado y asegura que ha tenido un avance importante, con miras a cumplir con su objetivo, para lo que incluso se pidió una prórroga de funcionamiento.

 

Para viabilizar el trabajo de las mesas ocasionales, en el Parlamento Nacional se propone reducir el número de integrantes, a siete o nueve y que los asambleístas integren solo una de ellas.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*