Cuba denuncia ante la ONU recrudecimiento del bloqueo de EEUU

Foto. Prensa Latina

El país rechazó la reciente activación del Título III de la Ley Helms-Burton, que impone más trabas al país.

El recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba impone grandes obstáculos para el desenvolvimiento de políticas nacionales de población y desarrollo, denunció hoy el embajador de la isla en ONU, Humberto Rivero.

En una sesión especial de la Asamblea General por el 35 aniversario de la Conferencia Internacional de Naciones Unidas sobre la Población y el Desarrollo, rechazó la reciente activación del Título III de la Ley Helms-Burton, que impone más trabas al país.

Pese a ello, ‘Cuba ha logrado importantes avances, brindando una atención priorizada a las políticas poblacionales intrinsicamente ligadas a la plena equidad y justicia social’.

Todos los cubanos tienen acceso universal y gratuito a la salud y a la educación a todos los niveles, el 100 por ciento de la población está alfabetizada, destacó.

Las mujeres son el 60,3 por ciento de las graduaciones universitarias y postgraduadas, y más del 63 por ciento del total de profesionales y técnicos del país, señaló el embajador.

El 53,2 por ciento del parlamento está integrado por mujeres, de hecho, Cuba ocupa el segundo lugar a nivel mundial en mayor presencia de mujeres parlamentarias.

Rivero refirió -además- como la tasa de mortalidad infantil en la isla fue de 4,0 por cada mil nacidos vivos.

El acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva hasta el nivel terciario es universal y gratuito; el parto es institucional en el 100 por ciento de los casos, la estructura anticonceptiva es alta y está garantizada a toda la población, continuó.

Asimismo, agregó, el aborto está institucionalizado, desde la década de 1960, con el propósito de garantizar la seguridad y la vida de las mujeres y el derecho humano a decidir sobre su cuerpo.

Como otro de los logros, mencionó que la prevalencia de VIH/Sida es de 0,3 por ciento en la población sexualmente activa: Cuba fue el primer país en eliminar la transmisión de madre a hijo de esa enfermedad.

El embajador también reafirmó el compromiso de Cuba con el Programa de Acción de la Conferencia internacional sobre Población y Desarrollo más allá del 2014, el Consenso de Montevideo y la Agenda 2030.

Asimismo recordó que la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, celebrada en 1994, fue un punto decisivo en los debates internacionales sobre el tema.

El cumplimiento del Programa de Acción de El Cairo, del Consenso de Montevideo y de la Agenda 2030, constituyen avenidas para solucionar las inequidades existentes entre países y al interior de nuestras sociedades, consideró.

Sin embargo, precisó el diplomático cubano, la concreción de estos Programas de Acción precisan de un enfoque integral e inclusivo y requieren de una voluntad política real, de una efectiva cooperación internacional y de un diálogo respetuoso y sincero teniendo al ser humano, como centro.

‘Necesitan también que los países desarrollados honren sin dilación sus compromisos históricos con el mundo en desarrollo.’

Fuente Prensa Latina