Corea del Sur asegura poder vetar posible ataque estadounidense

JUNG YEON-JE/AFP/Getty Images

Moon Jae-In, el presidente de Corea del Sur declaró hoy que no había chances de una guerra contra Corea del Norte, puesto que su país mantiene el poder de veto frente a las acciones militares que pudiera desplegar Estados Unidos.
“Voy a impedir la guerra a toda costa”, dijo con claridad el presidente una rueda de prensa con ocasión de sus primeros 100 días de mandato, en un mensaje dirigido a inspirar tranquilidad a sus compatriotas, que viven agitados frente a las amenazas que silban sobre sus cabezas, tanto de Donald Trump, como de su vecino Kim Jong-Un.
El presidente norcoreano había comenzado este martes a bajar los decibelios de las declaraciones belicosas, aunque siempre pidiendo a los Estados Unidos de “tomar la decisión correcta”.
“Nadie puede tomar una decisión sobre acciones militares en la península coreana sin nuestra autorización”, dijo Moon, aunque no estamos seguros de que su certeza sea compartida por la administración de Trump.
Moon aseguró que los surcoreanos no pueden volver a perder todo en una nueva guerra, luego de haber reconstruido un país desde las ruinas de la Guerra de Corea.
En el pasado, Moon, un exactivista por los derechos humanos, había urgido a que se lograse un compromiso con el Norte para volver a la mesa de negociaciones.
También intentó minimizar el efecto violento de las declaraciones del presidente estadounidense, argumentando que buscaba mostrar firmeza y que no pensaba realmente en una intervención militar.
Moon lanzó una advertencia a Corea del Norte en no proseguir con la provocación de construir armas más letales, ya que las sanciones serán “aún más duras y no va a poder sobrevivir”.
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el 5 de agosto una nueva serie de sanciones contra Corea del Norte, que podrían costarle a Pyongyang unos 1.000 millones de dólares anuales.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*