Corea del Norte enfría tensión nuclear

El Mundo

Hacía diez años que autoridades de Corea del Sur no viajaban a la capital de Corea del Norte para mantener una reunión con funcionarios norcoreanos del más alto nivel.

Ayer tuvo lugar esta reunión que, además, significó un paso trascendental hacia el enfriamiento de la escalada nuclear que se estaba viviendo entre ambas naciones y los Estados Unidos.

Corea del Norte propuso detener sus pruebas nucleares para mantener un diálogo con el gobierno de Donald Trump.

El encuentro con Kim Jong-Un, el líder norcoreano, mostró su predisposición para renunciar al programa nuclear que lleva adelante su nación, si cesan las amenazas militares contra el país.  Los dos países también fijaron la fecha para una cumbre de alto nivel a fines de abril.

Trump se ha mostrado contradictorio con respecto a esta apertura de diálogo, con provocaciones y acercamientos, pero con reiteradas amenazas. Este peligro latente de un enfrentamiento nuclear es el peor escenario posible para la humanidad, así que esperamos que las gestiones diplomáticas rindan sus frutos y prevalezca el sentido común.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*