Confesión complica a Keiko Fujimori en casos de corrupción

Jaime Yoshiyama
La República

Jaime Yoshiyama declaró ante la justicia peruana que llevó adelante lavado de activos para el financiamiento de la campaña electoral de Keiko Fujimori en 2011 y 2016. Esta confesión complica muchísimo la situación procesal de la diputada y líder de Fuerza Popular.

El tío de Jorge, Jaime Yoshiyama era jefe de campaña de Keiko y fue quien le encargó expresamente que consiguiera personas dispuestas a depositar falsas donaciones.

Así fue que Jorge reclutó a dos amigos empresarios, Giancarlo Bertini Vivanco y Erick Matto Monge, con los que se conformó una red de lavado de dinero para financiar la campaña de la hija del dictador Alberto Fujimori.

Entre quienes conformaron la red delincuencial se encontraba quien ahora ocupa una banca en el Congreso, Miguel Castro Grández, quien también lavó dinero que introducía en el financiamiento electoral, el jefe de campaña Jaime Yoshiyama.

Esta información que publicó el diario La República deja en evidencia la trama de corrupción, aunque no devela de dónde proviene el dinero negro.

La familia de Jaime Yoshiyama Tanaka es propietaria de Laboratorios Roster, y quien gerencia el negocio es su sobrino, Jorge Yoshiyama Sasaki. Y en el momento que ocurrieron los hechos, Jaime Yoshiyama era parte de la cúpula fujimorista y rendía cuentas a Keiko Fujimori. Por eso el fiscal José Domingo Pérez postula la hipótesis de la autoría mediata: Jaime Yoshiyama actuaba con conocimiento y bajo la voluntad de Keiko Fujimori.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*