Bomberos alertan que el 100% de incendios en Quito son producto de la actividad humana

En lo que va del año se han atendido más de 2 000 emergencias

El asesor técnico de la Dirección de Operaciones del Cuerpo del Cuerpo de Bomberos de Quito, Jorge Sánchez, habló sobre los múltiples incendios que se han producido en el Capital en este verano 2019 así como el trabajo que han realizado para combatir cada uno de los siniestros.

Sobre los incendios registrados en la Armenia, San Roque y Tolontag, el Capitán señaló que “fueron controlados a tiempo y gracias al trabajo de nuestro equipo  no se expandieron.”

Referente al siniestro en Tolontag, añadió que “debido a que era una pendiente muy pronunciada, llevó más tiempo controlarlo. Parte del personal pasó la noche en el lugar para vigilar este incendio”.

De la misma manera, explicó que el conato de incendio en la Reserva Geobotánica Pululahua fue el más grande de todos y abarcó alrededor de 70 hectáreas. “Debido a la cantidad de pendientes y el terreno rocoso, fue difícil controlarlo”.

Por otro lado, señaló que en relación al 2018, en las que  se atendieron 1500 emergencias, este año se han superado las 2000 y añadió que: “Este verano ha sido muy intenso, pero nuestra actuación ha sido eficaz”.

Sánchez explicó que las áreas más críticas son las parroquias rurales como en el caso de los incendios en Pintag, Lloa, La Armenia e Ilaló y que un factor determinante es la práctica de la agricultura en la que se realiza quemas agrícolas y recomendó que “se debe tener precauciones al realizar esta actividad”.

Aquí la entrevista competa: