Avance para la paz en Siria en la cumbre de Sochi

EL canciller ruso Sergei Lavror, durante la cumbre. Foto: SANA

Así como la intervención militar rusa en Siria puso freno a la escalada cruenta que llevaba adelante el Estado Islámico, la intervención diplomática del equipo de Vladimir Putin destrabó buena parte de las dificultades que empantanaban los diálogos inter-sirios.

El Congreso del Diálogo Nacional Sirio que tuvo lugar ayer en la ciudad rusa de Sochi permitió alcanzar un acuerdo para la creación de una comisión constitucional que deberá introducir las enmiendas que sean necesarias a la Carta Magna del país árabe para avanzar en el proceso de reconstrucción y reconciliación al que se encamina Siria.

El enviado especial de la ONU para Siria Steffan De Mistura se mostró optimista, aunque pidió que se avance con celeridad para estimular avances en las conversaciones de paz que se mantienen en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

En la cumbre de Sochi participaron alrededor de 1.600 delegados representando un amplio abanico de posturas y facciones y ya comienzan a evaluarse posibles candidatos para conformar la comisión.

“Las condiciones están dadas para poner fin a un trágico capítulo de la historia de Siria”, manifestó Putin, en referencia a la guerra civil que azota el país desde hace siete años.

Si bien había varios grupos armados sirios y kurdos que no participaron del cónclave, estos diálogos le daban continuidad a las conversaciones de Astaná que ocurrieron el año pasado y que han ido acercando posiciones entre los diferentes grupos disidentes y el gobierno de Bashar al-Assad, cuya continuidad sigue debatiéndose en estos espacios.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*