Ataque contra Save The Children en Afganistán

euronews

“Estamos consternados”, escribió Save The Children en su cuenta de Twitter por el atentado sufrido en Jalalabad, en el sur de Afganistán.

Testigos hablan de tres detonaciones y durante el asalto a la oficina de la organización humanitaria perdieron la vida dos asaltantes, un guardia de seguridad y un civil, informó el portavoz del gobierno de la provincia de Nangarhar, Attaullah Khugyaniun.

Los reportes de agencias indican que el Estado Islámico se adjudica el ataque, que habría sido consistido en el lanzamiento de granadas contra las fuerzas de seguridad, tras la explosión de un terrorista suicida. Hasta el momento se contabilizan 12 heridos.

En las oficinas de Save The Children pueden llegar a trabajar hasta 100 personas cada día, pero no se sabe cuántas personas había en el momento del ataque. La mayoría pudo refugiarse en un cuarto de seguridad blinda, llamado “sabe room”, de instalación obligatoria en todas las oficinas de organismos internacionales en Afganistán.

Save the Children es una de las organizaciones humanitarias más grandes que operan en Afganistán. La ONG lleva trabajando décadas en muchas provincias afganas, donde ayuda sobre todo a niños y madres en las áreas de salud y educación, explica la Deutsche Welle.

Afganistán es uno de los países más peligrosos para los cooperantes. El año pasado fueron asesinados 17, 33 resultaron heridos y secuestraron a 47.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*