Asesinan otro mapuche en la Patagonia argentina

Manifestantes en Plaza de mayo, ayer por la tarde. Foto: Edison Burbano/Pressenza

Rafael Nahuel tenía 22 años cuando fue baleado por la Prefectura argentina en los bosques de Villa Mascardi, en los alrededores de Bariloche. Lo perseguían como prófugo de un brutal desalojo que se había realizado el jueves 23 de noviembre de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu en Río Negro.

El joven muerto a disparos, no era un militante de la causa mapuche, sino más bien un simpatizante que acompañó a familiares y amigos en esta actividad que terminó costándole la vida.

La versión difundida en la noche del domingo por el Ministerio de Seguridad presenta a la víctima como un atacante de los efectivos y plantea la duda sobre el origen de los disparos que lo asesinaron.

En la tarde de ayer se realizó una concentración frente a la casa de gobierno en Buenos Aires pidiendo que se ponga fin a la persecución y ejecución de los jóvenes solidarios como Santiago Maldonado o Rafael Nahuel.

“El asesinato se produjo en un contexto represivo que ha ido en aumento desde la llegada de la alianza Cambiemos al poder”, manifestaron desde el Comité por la Libertad de Milagro Sala. Una de las articulaciones de movimientos sociales, sindicales y políticos que generaron las actitudes represivas y crueles que están mostrando desde el gobierno.

«Rafael Nahuel no murió en un enfrentamiento. Fue asesinado por las fuerzas represivas del Estado nacional”, manifestaron, además de pedir la renuncia de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

La violencia contra la protesta social sigue escalando en la Argentina y la desinformación hace que los hechos sean presentados de manera tal que altos porcentajes de la población deteste a quienes protestan.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*