Argentina económicamente insegura

La antropóloga despedida del Conicet, Hebe Vessuri. Foto: Página 12

Y finalmente Wall Street le dio la razón al ministro de Energía argentino y accionista de Shell, Juan José Aranguren, que justificaba que mantenía su fortuna fuera de la Argentina porque el país no le generaba seguridad. Wall Street también considera al mercado argentino poco seguro y volátil.

A la subida del dólar que beneficia a las grandes financieras globales, fundamentalmente de la que fueron empleados varios funcionarios del gobierno de Mauricio Macri, la JP Morgan que dispuso de cientos de millones de dólares a precio preferencial. La Argentina está liquidando sus reservas a velocidad de vértigo, pero desde el Ejecutivo aseguran que no hay de qué alarmarse y está todo bajo control.

La decisión del Banco Central de la República Argentina de subir la tasa de interés al 40 % fue un golpe brutal para la gran cantidad de argentinos endeudados ya sea con hipotecas o simplemente con la tarjeta de crédito, que dispara los intereses que deben pagarse…

A las tarifas de los servicios que han tenido aumentos de hasta un 1400 %, ahora se le suman el encarecimiento del endeudamiento, que se da para beneficiar a los fondos que invierten a corto plazo en pesos argentinos y luego se llevan los dólares que la Argentina consigue de los bancos internacionales de préstamo.

Pero como las malas noticias nunca vienen solas, el plan de desmantelamiento de los organismos de ciencia, tecnología e investigación ha dejado en la calle, a una de las mejores antropólogas del mundo, la investigadora Hebe Vessuri, autora de 31 libros, traducidos a diferentes lenguas y que fue la primera científica latinoamericana en entrar a la universidad británica de Oxford.

La situación es desesperante ya que la investigadora debió irse de la Argentina durante la dictadura y sus estudios la han llevado por muchos países donde desarrolló su trabajo. Tras su vuelta a la Argentina no tiene suficientes años de aportes como para poder jubilarse, por lo que al no renovarle el contrato, Vessuri queda en una situación de indigencia.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*