Amonestan a deportistas de EE.UU. por protestar contra Trump en Lima

Sanciones se darían contra 2 deportistas que representaron a este país en XVIII Juegos Panamericanos

La directora general del estadounidense Comité Olímpico y Paralímpico, Sarah Hirshland, envió hoy cartas de amonestación a dos deportistas de su país que protestaron en los XVIII Juegos Panamericanos contra las políticas del presidente Donald Trump.
Durante las ceremonias de premiación de la cita continental en Lima, el esgrimista Race Imboden puso una rodilla en tierra y la lanzadora de martillo Gwen Berry levantó un puño, como muestras de rechazo.

En un tuit escrito después de recibir el título del florete por equipos, Imboden expresó su honor por representar al elenco norteamericano en la justa peruana y llevarse a casa un oro y un bronce, pero después admitió su desacuerdo por las injusticias raciales y sociales en Estados Unidos.

‘Mi orgullo se ha reducido por las múltiples insuficiencias en el país que llevo con tanto cariño en el corazón. Racismo, control de armas, maltrato a los inmigrantes’, sostuvo.

‘Elegí sacrificar mi momento en la cima del podio para llamar la atención sobre los problemas que creo que deben abordarse. Animo a otros a utilizar sus plataformas para el empoderamiento y el cambio’, agregó.

De acuerdo con la campeona Berry, ella rechazó la injusticia en su nación, y un presidente que empeora el problema.

‘Resulta demasiado importante como para no decir nada. Algo tiene que decirse. Si no se dice nada, no se hará nada y nada se corregirá o cambiará’, confesó al diario USA Today.

Hirshland afirmó en la misiva que emitir solo una amonestación en el futuro a otros atletas en una instancia similar no será suficiente.

Reportes de prensa indicaron que esta carta, junto a un año a prueba para Imboden y Berry, fue una señal muy clara de que quienes intenten lo mismo el próximo año en los Juegos Olímpicos de Tokio podrían enfrentar una reacción distinta.

‘Debemos definir con más claridad para los deportistas de Estados Unidos lo que significará una violación de las reglas’, escribió Hirshland.

‘Al trabajar con los atletas y los consejos de los órganos nacionales, estamos comprometidos a precisar cuáles serán las consecuencias para los miembros de los equipos estadounidenses que protesten en los juegos futuros’, recalcó.

Prensa Latina