Alejandro Suárez, 20 años de la firma de la paz entre Ecuador y Perú

Alejandro Suárez
FOTO: Radio Pichincha Universal / CF

Punto Noticias.- El 26 de octubre de 1998, el presidente de Ecuador, Jamil Mahuad, y el presidente de Perú, Alberto Fujimori, firmaron la paz. Desde entonces, han pasado 20 años. El diplomático ecuatoriano Alejandro Suárez conversó en Pichincha Universal sobre ese tema. 

El entrevistado empezó con una referencia histórica. Suárez dijo que en 1960, José María Velasco Ibarra declaró la nulidad del protocolo de Río de Janeiro. Ocho años el mismo Velasco Ibarra cambió de tesis y planteó una transacción honrosa con el Perú.

Sin embargo, la declaración de nulidad caló profundo en el ánimo de la gente. Se creó “una especie de mitología en el tema territorial con el Perú”. Eso nos llevó -continuó el diplomático- a un pensamiento colectivo: una mezcla de resentimiento, rechazo y revancha. Todo eso originado por la derrota sufrida en el 41 y la consiguiente aceptación forzosa el Protocolo de Río de Janeiro, explicó.

En el 70 las cosas empezaron a cambiar y se comenzó a hablar de una solución negociada, señaló. En el ámbito diplomático hubo importantes avances que culminaron en un hecho inédito en la historia de los dos países: la visita oficial de Alberto Fujimori a Ecuador, en 1992. Un año antes, Rodrigo Borja había planteado la posibilidad de resolver el problema territorial a través de un arbitraje papal. Sin embargo, Fujimori planteó una contrapropuesta: un peritaje papal.

Hubo hasta tres visitas de Fujimori a Ecuador. Las relaciones se aproximaron mucho, hasta que llegó el conflicto del Cenepa. “Pero hubo una cosa interesante: la guerra del Cenepa nos abrió el camino de la paz” prosiguió Suárez.

EL CAMINO HACIA LA PAZ

El proceso de negociaciones para alcanzar la paz duró tres años. Suárez recuerda que un punto que puso en riesgo la firma de la paz fue el informe de los grupos técnico-jurídicos. Ese informe (no vinculante) le daba la razón al Perú. Ecuador no lo aceptó y las negociaciones se paralizaron, dijo. “El nivel de irritación volvió”.

Afortunadamente, la voluntad política de los presidentes Fujimori y Mahuad, con la ayuda de los países garantes del Protocolo, redujo la tensión.

Fujimori -a decir de Suárez- dio muestras de voluntad cuando relevó a dos personajes que mantenían una línea dura en el tema territorial. Se trataba del Canciller de la época, Eduardo Ferrero, y el entonces Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Nicolás de Bari.

El entrevistado explica que a partir de ese momento, los dos presidentes tomaron directa y personalmente el tema limítrofe. Un hecho interesante -dijo- fue que a inicios del 98 los dos países se habían comprometido a ampliar el escenario de las negociaciones.

Antes se conversó alrededor del tema limítrofe. Pero a partir de enero de 1998 se comenzó a conversar sobre un acuerdo de integración fronteriza, un acuerdo de comercio y navegación, un acuerdo de medidas de confianza y seguridad y un acuerdo sobre el uso del canal del Río Zarumilla.

Esas negociaciones tuvieron mucho éxito y prepararon el terreno para la firma final, explicó. Los dos presidentes, Fujimori y Mahuad, pidieron que los garantes se pronuncien sobre el tema limítrofe. Sin embargo, los garantes pusieron la condición: que su pronunciamiento sea obligatorio y que los congresos de cada país se pronunciaran previamente.

La firma de la paz llegó.

Tiwintza se cedió bajo la forma de propiedad privada sin soberanía a Ecuador. En relación a la navegación, Ecuador tiene libre navegación por los ríos orientales y por el Marañón-Amazonas. Para desarrollar esta facilidad depende mucho del interés del empresariado privado. “Las facilidades están ahí, y cuando llegue el momento el Ecuador podrá aprovecharlo con toda libertad”.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA 

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*