A discusión el proyecto de matrimonio igualitario en Chile

Maiconfz

Desde este lunes comenzó a debatirse el proyecto de ley que busca regular el matrimonio igualitario en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado chileno.

De esta manera el país sudamericano busca reparar los derechos cercenados a las parejas del mismo sexo. Además de legisladores estuvieron presentes los ministros de Hacienda, Secretaría General de Gobierno, Desarrollo Social, Justicia, Trabajo y Mujer, además de instituciones, como el Movilh y la Fundación Iguales.

El proyecto formaba parte del programa de gobierno de Michelle Bachelet y además viene a saldar una deuda cumpliendo con el compromiso en materia de no discriminación en razón de la orientación sexual e identidad de género en el marco del Acuerdo Solución Amistosa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Para algunos se busca extender los límites de la democracia, ampliando y profundizando el significado de esta palabra y para otros se trata de algo inútil, ya que la Unión Civil permite a las parejas del mismo sexo contar con una serie de derechos similares a los del matrimonio.

A favor se pronunciaron Humanas, Iguales, Acción Gay y el Movilh, organismo que felicitó la labor del Gobierno para el avance del matrimonio igualitario.

Este es el listado de propuestas del Movilh para la mejora del proyecto de ley:

  1. Permitir que las parejas heterosexuales puedan decidir el orden de apellidos de sus hijos/as, toda vez que el proyecto lo posibilita sólo uniones de igual sexo.
  2. Terminar con todo tipo de desigualdad que afecta a las personas heterosexuales que contraen matrimonio, pues hombres y mujeres no tienen en actualidad los mismos deberes y derechos.
  3. Regular la situación de filiación de las parejas de distinto sexo que no quieren formalizar su unión ni por matrimonio, ni por AUC.
  4. Incorporar la realidad de los hombres en la regulación de los procesos de reproducción asistida.
  5. Aprobar en omisión y en la sala del Senado la idea de legislar a más tardar enero del 2018.

Por último el Movilh pidió que el Senado:

  1. Invite sólo uno o dos exponentes de una misma tendencia religiosa, ideológica o política, cuando tengan similares o iguales argumentos, de manera de garantizar una discusión ágil.
  2. Invite al debate a todo/as los/s expertos/as y técnicos que sean necesarios en materia de salud, trabajo, previsión, educación, beneficios sociales, y de otros aspectos que cubre el proyecto, de manera de evitar y prevenir cualquier tipo de vacío.

“Las excesivas y periódicas invitaciones a grupos u Ongs ultra-religiosas que tenían iguales argumentos para oponerse al Acuerdo de Unión Civil y la casi nula consideración de expertos que aportaran al perfeccionamiento técnico de la norma, provocó, por ejemplo, que el AUC finalmente aprobado presente diversos vacíos o problemas. Bien puede tomarse esta experiencia previa como un aprendizaje para la tramitación del proyecto de ley de matrimonio igualitario”, sostuvo el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*