Una Ley aprobada, reuniones y declaraciones del Gobierno ya anunciaban la posición del Estado sobre el caso Chevron

Caso Chevron en Ecuador
Foto: Radio Pichincha Universal (AC)

Punto Noticias.- A criterio del exministro coordinador de Talento Humano, Andrés Arauz, existen tres eventos que ya anunciaban lo que sucedería con el Caso Chevron en Ecuador, a los cuales podrían calificarse como coincidencias pero que finalmente denotan la posición actual del Estado frente a la decisión de la Corte Permanente de la Haya.

  1. Arauz detalló que en el año 2016 el presidente de la República, Lenín Moreno se reunió a puerta cerrada con ASCOA (Americas Society and Council of the Americas) o Consejo de las Américas, un grupo de lobby, constituido en la ciudad de Washington y patrocinada por Chevron.
  2. Las declaraciones del ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, en septiembre del 2017, donde les dice a medios de comunicación de la India que se encuentra conversando con Chevron sobre el juicio con el fin de resolver este conflicto que tiene más de 20 años. “Bajo qué competencia lo hizo si hay un juicio vigente con las comunidades amazónicas”.
  3. El alcance de veto parcial que envió el Ejecutivo, a última hora, sobre la Ley de Fomento Productivo, donde se incluye una disposición derogatoria que elimina el control o el filtro previo que tenía la legislación para que los laudos arbitrales extranjeros puedan revisados por la Asamblea antes de ejecutar. “Al hacer eso se facilita la vida para Chevron”.

Son demasiadas coincidencias”, reiteró el exfuncionario al agregar que la posición del Procurador sobre la decisión de la Haya es triste porque en lugar de proteger a las comunidades amazónicas y al Estado, más bien insta a los afectados a defenderse individualmente.

Es imposible que cada uno de los ciudadanos afectados por el derrame individualmente inicie un juicio contra una multinacional que ha invertido solo en gastos indirectos USD 4400 millones, incluyendo publicidad.

ESCUCHE LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*